Nuevo

La Conferencia de Yalta presagia la Guerra Fría

La Conferencia de Yalta presagia la Guerra Fría


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El presidente Franklin D. Roosevelt, el primer ministro Winston Churchill y el líder soviético Joseph Stalin se reúnen para discutir el esfuerzo de guerra de los aliados contra Alemania y Japón y para tratar de resolver algunos problemas diplomáticos molestos. Si bien se alcanzaron varios acuerdos importantes en la conferencia, las tensiones sobre cuestiones europeas, en particular el destino de Polonia, presagiaron el desmoronamiento de la Gran Alianza que se había desarrollado entre los Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial y insinuó la Guerra Fría por venir.

Al reunirse en la ciudad de Yalta en la Crimea rusa del 4 al 11 de febrero, Roosevelt, Churchill y Stalin llegaron cada uno con sus propias agendas para la conferencia. Para Stalin, la asistencia económica de posguerra para Rusia y el reconocimiento de Estados Unidos y Gran Bretaña de una esfera de influencia soviética en Europa del Este eran los principales objetivos. Churchill tenía la protección del Imperio Británico ante todo en su mente, pero también quería aclarar el estado de posguerra de Alemania. Los objetivos de Roosevelt incluían el consenso sobre el establecimiento de las Naciones Unidas y la obtención del acuerdo soviético para entrar en la guerra contra Japón una vez que Hitler fuera derrotado. Ninguno de ellos dejó a Yalta completamente satisfecho. No hubo una determinación definitiva de la ayuda financiera para Rusia. Muchas cuestiones relativas a Alemania se aplazaron para su posterior discusión. En cuanto a las Naciones Unidas, Stalin quería que las 16 repúblicas soviéticas estuvieran representadas en la Asamblea General, pero se conformó con tres (la Unión Soviética en su conjunto, Bielorrusia y Ucrania). Sin embargo, los soviéticos aceptaron unirse a la guerra contra Japón 90 días después de la derrota de la Alemania de Hitler.

LEER MÁS: Cómo los 'Tres Grandes' protagonizaron la Guerra Fría en la Conferencia de Yalta de 1945

Sin embargo, fue sobre la cuestión del estatus de Polonia en la posguerra que la animosidad y la desconfianza entre los Estados Unidos y la Unión Soviética que caracterizarían la Guerra Fría fueron más evidentes. Las tropas soviéticas ya tenían el control de Polonia, ya se había establecido un gobierno provisional procomunista y Stalin insistió en que se reconocieran los intereses de Rusia en esa nación. Estados Unidos y Gran Bretaña creían que el gobierno polaco no comunista en el exilio con sede en Londres era el más representativo del pueblo polaco. El acuerdo final simplemente declaró que se debería establecer un gobierno de “base más amplia” en Polonia. Se convocaron elecciones libres para determinar el futuro de Polonia en el futuro. Muchos funcionarios estadounidenses estaban disgustados con el acuerdo, que creían que condenaba a Polonia a un futuro comunista. Sin embargo, Roosevelt sintió que no podía hacer más por el momento, ya que el ejército soviético estaba ocupando Polonia.

A medida que la Guerra Fría se hizo realidad en los años que siguieron a la Conferencia de Yalta, muchos críticos de la política exterior de Roosevelt lo acusaron de "venderse" en la reunión y dejar ingenuamente que Stalin se saliera con la suya. Sin embargo, parece dudoso que Roosevelt tuviera muchas opciones. Pudo asegurar la participación rusa en la guerra contra Japón (Rusia declaró la guerra a Japón el 8 de agosto de 1945), estableció los principios básicos de las Naciones Unidas e hizo todo lo posible para resolver el problema de Polonia. Con la Segunda Guerra Mundial aún en pleno apogeo, su principal interés era mantener la Gran Alianza. Creía que los problemas políticos problemáticos podrían posponerse y resolverse después de la guerra. Desafortunadamente, Roosevelt nunca tuvo esa oportunidad; casi exactamente dos meses después del final de la conferencia, Roosevelt sufrió un derrame cerebral y murió.


Divisiones de posguerra

Los orígenes de la Guerra Fría se pueden encontrar después de la Segunda Guerra Mundial. Comenzó con las divisiones de posguerra entre la Unión Soviética, Estados Unidos y sus respectivos aliados. En las conferencias de guerra en Yalta y Potsdam, los líderes de estas naciones intentaron construir un mundo pacífico de posguerra, pero esto se vio frustrado por intereses en competencia, desconfianza y promesas incumplidas.

Dictadores gemelos

Durante la década de 1930, la mayoría de los políticos occidentales veían a la Alemania nazi y a la Rusia soviética en términos similares. Si bien el nazismo y el comunismo ocupaban extremos opuestos del espectro político, ambas ideologías se consideraban peligrosas y amenazadoras. Adolf Hitler y Joseph Stalin pueden haberse odiado el uno al otro, pero para Occidente eran dictadores de imagen especular, cada uno culpable de opresión política, brutalidad y desprecio por la humanidad.

En agosto de 1939, Hitler y Stalin firmaron un tratado de no agresión, prometiendo no declararse la guerra el uno al otro durante una década. Cuando las fuerzas de Hitler invadieron el oeste de Polonia en septiembre, desencadenando la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Rojo de Stalin estaba invadiendo y ocupando Polonia desde el este.

Este hecho horrorizó a los observadores occidentales, que temían que los dos dictadores hubieran llegado a un acuerdo para dividir y conquistar Europa. En realidad, el tratado de no agresión nazi-soviético fue simplemente una táctica dilatoria. Hitler siempre tuvo la intención de romper el tratado e invadir Rusia y Stalin era consciente de sus intenciones.

La alianza incómoda

Contra el consejo de sus generales, el líder nazi ordenó un ataque contra la URSS en junio de 1941. La invasión nazi empujó a Stalin y su país a una alianza militar incómoda pero estratégicamente importante con los Aliados. En octubre de 1941, Estados Unidos estaba proporcionando a los soviéticos ayuda militar en virtud de las disposiciones de Préstamo y Arrendamiento.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Stalin participó en varias conferencias de alto nivel con líderes estadounidenses y británicos. La primera de estas cumbres se celebró en Teherán, Irán, en noviembre-diciembre de 1943 y una segunda en Yalta en febrero de 1945. En ambas cumbres, Stalin compartió la mesa de conferencias con dos hombres que una vez lo habían vituperado como un tirano: Franklin Roosevelt y Winston. Churchill.

Sus reuniones iniciales fueron tensas, pero con la conferencia de Yalta, la comunicación y la cooperación entre los llamados "Tres Grandes" habían alcanzado su nivel más fuerte. La invasión nazi de la Unión Soviética se había estancado y luego fracasó y los desembarcos del Día D habían tenido éxito. A principios de 1945, las fuerzas de Hitler estaban a solo unas semanas de la derrota cuando las fuerzas soviéticas y aliadas se trasladaron a Alemania desde el este y el oeste, respectivamente. En Yalta, los tres líderes centraron su atención en organizar el mundo de la posguerra y reconstruir la Europa devastada por la guerra.

Relaciones personales

Las relaciones personales entre Stalin, Churchill y Roosevelt fueron mixtas. Roosevelt disfrutó de relaciones amistosas con Stalin, al menos superficialmente, y se mostró optimista sobre su capacidad para manejar al líder soviético como un aliado.

Consciente de que Roosevelt estaba mal de salud, Stalin le dio una cálida bienvenida en Yalta y expresó su esperanza de que una alianza entre Estados Unidos y la Unión Soviética pudiera continuar en tiempos de paz: “Quiero beber por nuestra alianza, para que no pierda su carácter. Propongo un brindis por nuestra alianza, que sea fuerte y estable ”.

Roosevelt también mostró empatía por las importantes pérdidas sufridas por la Unión Soviética. Más de 20 millones de rusos murieron, otros 25 millones quedaron sin hogar, 7 millones de caballos murieron y 65.000 kilómetros de vías férreas destruidas. Stalin sugirió una cifra de reparación de $ 10 mil millones y Roosevelt apoyó su reclamo.

Winston cauteloso

No todos compartían la actitud esperanzadora de Roosevelt hacia Stalin. Winston Churchill mostró cierto respeto y admiración por Stalin (una vez observó en privado que "me gusta este hombre"), pero sus puntos de vista sobre el comunismo soviético y la viabilidad de una alianza de posguerra fueron consistentemente pesimistas.

Churchill se comunicaba con Stalin con mucha menos frecuencia que Roosevelt. El primer ministro británico fue cauteloso a la hora de revelar demasiado a su homólogo soviético y los dos intercambiaron sarcasmo o burlas de vez en cuando. Esta distancia se insinúa en fotografías de llamadas de prensa de las conferencias en tiempos de guerra, donde Stalin y Churchill solían estar separados por Roosevelt.

Para Churchill, aliarse con Stalin para derrotar a Hitler no era más que elegir entre el menor de dos males.

El futuro de Polonia

El tema principal sobre la mesa en Yalta fue el futuro de Polonia. Tanto Roosevelt como Churchill eran muy conscientes de que Stalin había traicionado a Occidente antes por Polonia. El pacto de Stalin de 1939 con Hitler incluía una cláusula secreta para dividir el territorio polaco entre Alemania y la URSS.

En Yalta, Stalin fue bastante franco en sus discusiones sobre Polonia. Admitió su responsabilidad por entrar en un pacto con Hitler, pero lo justificó explicando que Polonia se había utilizado a menudo como un corredor para los ataques contra Rusia. Por lo tanto, era importante para Rusia tener una participación en el territorio polaco, dijo Stalin, para aliviar los temores de una invasión desde el oeste.

Roosevelt y Churchill aceptaron esto y acordaron dejar que la Unión Soviética se quedara con la mitad oriental de Polonia. A cambio, Stalin prometió permitir elecciones libres en Polonia.

Este acuerdo provocó duras críticas en Gran Bretaña, donde Churchill fue acusado en el parlamento de "vender" a los polacos. La violación de la soberanía polaca había desencadenado la declaración de guerra de Gran Bretaña a Alemania, y ahora Churchill lo había "negociado" en Yalta.

Promesas rotas

Stalin no tenía ninguna intención de cumplir sus promesas sobre Polonia. En cambio, las fuerzas de ocupación soviéticas en Polonia retrasaron las elecciones allí mientras anulaban la oposición. En marzo de 1945, arrestaron a 16 líderes políticos polacos, llevaron a cabo un juicio espectáculo en Moscú y los detuvieron en un campo de trabajo. Las elecciones polacas no se celebraron hasta enero de 1947, cuando los agentes soviéticos habían planeado una victoria para los comunistas locales.

Roosevelt pronto se dio cuenta de que se había equivocado al confiar en el líder ruso. El 1 de abril de 1945, el presidente de Estados Unidos escribió a Stalin una firme carta de protesta por la falta de desarrollo democrático en Polonia.

“No puedo ocultarles la preocupación con la que veo el desarrollo de los eventos ... desde nuestra fructífera reunión en Yalta”, dijo Roosevelt. Señaló la "desalentadora falta de progreso" en la implementación de un gobierno democrático polaco, y dijo que "una continuación apenas disfrazada del actual régimen de Varsovia sería inaceptable y haría que el pueblo de los Estados Unidos considerara el acuerdo de Yalta como habiendo fallado ”.

Dos semanas después, Roosevelt murió, tras un derrame cerebral masivo provocado por enfermedades prolongadas y la inmensa carga de trabajo de más de una docena de años en la presidencia.

Conferencia de Potsdam

Los líderes aliados se reunieron nuevamente en Potsdam, Alemania, en julio de 1945. Para entonces, la situación había cambiado significativamente. La guerra en Europa había terminado y la guerra contra Japón estaba en sus últimas semanas. Las fuerzas soviéticas ocuparon gran parte de Europa del Este, incluidos los estados bálticos, Polonia, Hungría, Checoslovaquia y Rumania. No se habían celebrado ni programado elecciones libres en Polonia, que todavía estaba ocupada por las fuerzas soviéticas.

El liderazgo de las principales potencias aliadas también había cambiado. Roosevelt había sido reemplazado por su vicepresidente, Harry Truman, un serio veterano de la Primera Guerra Mundial convertido en comerciante que estaba más interesado en contener el comunismo que en una relación productiva con Stalin. El propio Churchill fue reemplazado por Clement Atlee a mitad de la conferencia de Potsdam después de perder una elección general en Gran Bretaña.

Los líderes occidentales ya no se hacían ilusiones acerca de Stalin, por lo que las negociaciones en Potsdam fueron mucho más cautelosas y moderadas.

Entre los términos acordados en Potsdam:

    Alemania sería ocupada por los Aliados (EE.UU., Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética) en cuatro zonas discretas, por un período de tiempo indeterminado. Los comandantes militares aliados actuarían como gobierno en sus respectivas zonas.

Resumen

Las conferencias de Yalta y Potsdam expusieron las divisiones fundamentales de la posguerra que contribuyeron al desarrollo de la Guerra Fría.

Stalin quería una esfera de influencia soviética en Europa del Este, aparentemente para proteger a Rusia de un ataque occidental. El líder soviético quería dividir y paralizar a Alemania para que nunca más pudiera amenazar a su país; también quería reparaciones masivas de Alemania para ayudar a reconstruir la URSS devastada por la guerra.

Los estadounidenses y los británicos no estaban seguros de qué hacer con la Alemania de la posguerra, pero querían que las naciones europeas tuvieran sistemas políticos y gobiernos basados ​​en la autodeterminación y los principios democráticos.

Stalin era un negociador astuto y no podía tomarse la palabra. Tenía una desconfianza fundamental en los líderes occidentales y estaba paranoico sobre sus intenciones hacia Rusia. Stalin hizo promesas que no tenía intención de cumplir, principalmente para ganar tiempo para establecer regímenes controlados por los soviéticos y estados satélites en Europa del Este.

Esta invasión soviética estableció el primer campo de batalla de la Guerra Fría: Europa dividida por el Telón de Acero.

El punto de vista de un historiador:
“Al final, [Churchill] sabía bien que cuando trataba con el tirano soviético se ocupaba del“ diablo ”y que el sistema soviético era vil. Aquí radica la diferencia crucial entre Churchill y Franklin Roosevelt. Churchill se mostró dispuesto durante toda la guerra a negociar acuerdos geopolíticos con los soviéticos, pero Roosevelt rechazó este enfoque y ambiciosamente apuntó más alto. Esperaba domesticar y civilizar al "diablo" soviético para que adoptara el estilo estadounidense. “Churchill”, como argumentó persuasivamente Patrick Glynn, “… comprendió la naturaleza esencial del régimen soviético y de Stalin. Roosevelt, independientemente de sus otras virtudes y habilidades, nunca lo hizo ”.
Wilson Miscamble

1. Antes de la Segunda Guerra Mundial, los líderes aliados veían a Joseph Stalin como un dictador malévolo, en una línea similar a Adolf Hitler. El Pacto de no agresión nazi-soviético (1939) solo confirmó estos temores.

2. En 1941, los aliados establecieron una alianza poco probable con Stalin. Los líderes aliados trataron con él en conferencias en Teherán (diciembre de 1943), Yalta (febrero de 1945) y Potsdam (julio de 1945).

3. En estas conferencias se debatió la organización de la Europa de la posguerra. En Yalta, Stalin prometió permitir elecciones libres en Polonia, siempre que la URSS retuviera grandes áreas del este de Polonia.

4. Stalin incumplió esta promesa. Con la muerte de Roosevelt, esto llevó a una mayor sospecha sobre los motivos soviéticos. Como resultado, la conferencia de Potsdam se llevó a cabo en un tono menos conciliador.

5. La conferencia de Potsdam finalizó la ocupación y división de Alemania de la posguerra, así como el futuro de Polonia, pero las tensiones, la animosidad y la desconfianza que surgieron durante estas negociaciones en tiempos de guerra contribuyeron al desarrollo de la Guerra Fría.


Conferencias de Teherán, Yalta y Potsdam

La invasión alemana de Rusia en 1941 obligó a Stalin a buscar ayuda militar. A pesar de los sistemas políticos muy diferentes en Rusia, Estados Unidos y Gran Bretaña, la amenaza de un enemigo común unió a los Aliados. Los líderes de los tres poderes (o sus representantes) se reunieron con relativa frecuencia, declarando sus creencias compartidas como una forma de mantener la moral en casa. En 1942, la Carta del Atlántico apoyó el principio de autodeterminación nacional. Al año siguiente, en la Conferencia de Casablanca, Estados Unidos aseguró a Rusia que no habría un compromiso de paz con Alemania, pero quedaba por ver hasta qué punto estas 'promesas' hechas en medio de una situación militar desesperada podrían llevarse a cabo al final de la guerra.

Conferencia de Teherán

A finales de 1943, a medida que mejoraba la situación de la guerra, los Tres Grandes empezaron a esperar las perspectivas de paz. En la Conferencia de Teherán de noviembre, Stalin se reunió con Churchill y Roosevelt por primera vez. El Ejército Rojo acababa de empezar a hacer retroceder a los alemanes después de la Batalla de Stalingrado, los alemanes habían sido expulsados ​​de África, Italia había sido invadida y Estados Unidos había detenido a los japoneses en el Pacífico. Con más confianza, los Tres Grandes dejaron en claro que tenían un objetivo: la destrucción de Alemania y Japón. Gran Bretaña y Estados Unidos acordaron abrir un segundo frente contra los alemanes a principios de 1944 invadiendo el norte de Francia. Stalin, a su vez, prometió entrar en la guerra contra Japón tan pronto como Alemania fuera derrotada. Después de la guerra, se le prometió a Rusia una compensación en Polonia, mientras que Polonia ganaría algo de territorio alemán, y todos los líderes estuvieron de acuerdo en la idea de una nueva organización mundial por la paz que reemplace a la Sociedad de Naciones.

La conferencia de Yalta (Febrero de 1945)

La conferencia de Yalta en Crimea fue la primera de las conferencias de 1945 para tratar de planificar el futuro después del final de la guerra. A ella asistieron Stalin, Roosevelt y Stalin, aunque Roosevelt ya estaba enfermo y murió dos meses después.

En ese momento (todavía durante la guerra), se pensaba que Yalta era un gran éxito. Se llegó a un acuerdo sobre varios puntos, entre ellos:

* establecimiento de una Organización de las Naciones Unidas
* la división de Alemania en zonas de ocupación para cada potencia
* Berlín (en la zona rusa) también se dividirá en zonas
* acuerdos similares para la ocupación de Austria
* elecciones libres que se celebrarán en los estados de Europa del Este
* Stalin se uniría a la guerra contra Japón 3 meses después de la derrota de Alemania.
* Besarabia y los estados bálticos de Lituania, Letonia y Estonia (capturados por Stalin en 1939) pasarían a formar parte de la URSS.

Sin embargo, ya había algunos signos de sospecha mutua desarrollándose en Yalta. A cambio de unirse a la guerra contra Japón, Stalin quería una compensación territorial en Manchuria y en toda la isla de Sakhalin. Polonia planteó problemas aún mayores. Cuando los rusos arrasaron Polonia en 1944/5, establecieron un nuevo gobierno comunista en Lublin, a pesar de que ya había un gobierno polaco en el exilio en Londres. En Yalta se acordó que algunos miembros del gobierno no comunista con sede en Londres deberían poder unirse al gobierno de Lublin, mientras que, a cambio, se permitiría a Rusia quedarse con la franja del este de Polonia que había ocupado en 1939. Sin embargo, Roosevelt y Churchill se negaron a aceptar las demandas de Stalin de que se le diera a Polonia todo el territorio alemán al este de los ríos Oder y Neisse.

Entonces, para resumir la Conferencia de Yalta, aunque se habían logrado algunos acuerdos, no era de ninguna manera seguro que las promesas durante la guerra se cumplirían y aumentaron los motivos de sospecha mutua.

La conferencia de Potsdam (Julio de 1945)

Después de la rendición alemana en julio de 1945, los Tres Grandes se reunieron nuevamente en Potsdam, a las afueras de Berlín. Los principales representantes fueron Stalin, Truman (sucesor de Roosevelt como presidente de los EE. UU.) Y Churchill (que luego fue reemplazado por Clement Attlee después de la victoria laborista en las elecciones generales británicas de 1945). La conferencia reveló un claro enfriamiento en las relaciones entre Oriente y Occidente.

La guerra con Alemania había terminado, pero no se había llegado a ningún acuerdo sobre su futuro a largo plazo más allá de lo que se había decidido en Yalta. Se entendió que Alemania debería ser desarmada, el Partido Nazi disuelto y sus líderes juzgados como "criminales de guerra". Truman y Churchill ya se habían enfrentado porque la parte de Alemania al este de la línea Oder-Neisse ocupada por las fuerzas rusas estaba siendo dirigida por el gobierno polaco procomunista. Esto era precisamente lo que Churchill y Roosevelt habían rechazado en Yalta. Además, el gobierno polaco había comenzado a expulsar a unos 5 millones de alemanes que vivían en esta zona.

Aun así, se alcanzaron algunos acuerdos claros:

* Por el momento, Alemania estaría dirigida por un Consejo de Control compuesto por los cuatro comandantes militares de las cuatro zonas.
* Alemania debía tener la "oportunidad de & # 8230 reconstruir su vida sobre una base democrática y pacífica", incluidas las elecciones en algún momento en el futuro
* Los líderes nazis serían juzgados.
* Reparaciones: cada potencia podría tomar lo que quisiera de su propia zona, además, Rusia podría tomar el 25% de los equipos industriales en otras zonas
* Se hicieron arreglos similares para Austria

Tan significativo como lo que se dijo en Potsdam fue lo que no se dijo. Truman no informó a Stalin sobre la naturaleza de la bomba atómica, aunque sí informó a Churchill en la conferencia. Unos días después de que terminara la conferencia, se lanzaron dos bombas atómicas sobre Japón y la guerra terminó rápidamente el 10 de agosto sin necesidad de ayuda rusa contra Japón. Aun así, los rusos declararon la guerra a Japón el 8 de agosto e invadieron Manchuria. Aunque se anexaron el sur de Sakhalin como se acordó en Yalta, no se les permitió participar en la ocupación de Japón.

El mundo había entrado en la era nuclear, pero al hacerlo se habían desarrollado más tensiones y sospechas entre Oriente y Occidente. Había comenzado la Guerra Fría.


Alquiler

Alertas de correo electrónico

Citando artículos a través de

Más reciente

Mas leido

Más citados

  • ISSN en línea 1938-2340
  • Imprimir ISSN 0882-228X
  • Copyright & # 169 2021 Organización de Historiadores Americanos

Conectar

Recursos

Explorar

Oxford University Press es un departamento de la Universidad de Oxford. Promueve el objetivo de excelencia de la Universidad en investigación, becas y educación al publicar en todo el mundo.

Esta función está disponible solo para suscriptores

Este PDF está disponible solo para suscriptores

Para tener acceso completo a este pdf, inicie sesión en una cuenta existente o compre una suscripción anual.


La conferencia de Yalta, 1945

La Conferencia de Yalta tuvo lugar en una ciudad turística rusa en Crimea del 4 al 11 de febrero de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. En Yalta, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, el primer ministro británico Winston Churchill y el primer ministro soviético Joseph Stalin tomaron decisiones importantes con respecto al progreso futuro de la guerra y el mundo de la posguerra.

Los líderes aliados llegaron a Yalta sabiendo que una victoria aliada en Europa era prácticamente inevitable, pero menos convencidos de que la guerra del Pacífico estaba llegando a su fin. Reconociendo que una victoria sobre Japón podría requerir una lucha prolongada, Estados Unidos y Gran Bretaña vieron una ventaja estratégica importante para la participación soviética en el teatro del Pacífico. En Yalta, Roosevelt y Churchill discutieron con Stalin las condiciones bajo las cuales la Unión Soviética entraría en la guerra contra Japón y los tres acordaron que, a cambio de una participación soviética potencialmente crucial en el teatro del Pacífico, los soviéticos obtendrían una esfera de influencia en Manchuria tras la rendición de Japón. Esto incluyó la parte sur de Sakhalin, un contrato de arrendamiento en Port Arthur (ahora Lüshunkou), una participación en la operación de los ferrocarriles de Manchuria y las islas Kuriles. Este acuerdo fue el mayor logro concreto de la Conferencia de Yalta.

Los líderes aliados también discutieron el futuro de Alemania, Europa del Este y las Naciones Unidas. Roosevelt, Churchill y Stalin acordaron no solo incluir a Francia en el gobierno de Alemania de posguerra, sino también que Alemania debería asumir parte, pero no toda, la responsabilidad de las reparaciones posteriores a la guerra. Los estadounidenses y los británicos coincidieron en general en que los futuros gobiernos de las naciones de Europa del Este fronterizas con la Unión Soviética deberían ser "amistosos" con el régimen soviético, mientras que los soviéticos se comprometieron a permitir elecciones libres en todos los territorios liberados de la Alemania nazi. Los negociadores también publicaron una declaración sobre Polonia, que prevé la inclusión de los comunistas en el gobierno nacional de la posguerra. En las discusiones sobre el futuro de las Naciones Unidas, todas las partes acordaron un plan estadounidense sobre los procedimientos de votación en el Consejo de Seguridad, que se había ampliado a cinco miembros permanentes tras la inclusión de Francia. Cada uno de estos miembros permanentes tenía derecho a veto sobre las decisiones que tenía ante sí el Consejo de Seguridad.


La conferencia de Yalta

Definición y resumen de la conferencia de Yalta
Resumen y definición: La Conferencia de Yalta fue una reunión en tiempos de guerra de la Segunda Guerra Mundial, celebrada durante un período de ocho días desde el 4 de febrero de 1945 hasta el 11 de febrero de 1945, entre Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia. La Conferencia de Yalta fue dirigida por los jefes de gobierno de los 'Tres Grandes', integrados por Franklin D. Roosevelt, Winston Churchill y Joseph Stalin. La guerra en Europa estaba casi terminada y el propósito de la Conferencia de Yalta era discutir la rendición incondicional y la ocupación de la Alemania nazi, la derrota de Japón y los planes de paz para el mundo de la posguerra. Varios acuerdos alcanzados durante la Conferencia de Yalta se rompieron y provocaron tensiones entre Estados Unidos y Rusia y el inicio de la Guerra Fría.

Hechos de la conferencia de Yalta
Franklin D. Roosevelt fue el 32º presidente estadounidense que ocupó el cargo desde el 4 de marzo de 1933 hasta el 12 de abril de 1945, el día de su muerte. Uno de los eventos importantes durante su presidencia fue la Conferencia de Yalta.

Churchill, Roosevelt y Stalin: Conferencia de Yalta

Datos de la conferencia de Yalta: Hoja de datos básicos
Datos rápidos y divertidos y preguntas frecuentes (FAQ) sobre la Conferencia de Yalta.

¿Quiénes asistieron a la Conferencia de Yalta? Winston Churchill, Primer Ministro de Gran Bretaña, Presidente Franklin D. Roosevelt de los Estados Unidos de América y Mariscal Joseph Stalin de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, junto con sus Secretarios de Relaciones Exteriores, Jefes de Estado Mayor, diplomáticos y asesores militares: alrededor de 700 personas asistieron a la Conferencia de Yalta.

¿Cuál fue la Conferencia de Yalta y su propósito? La Conferencia de Yalta fue una reunión de los jefes de gobierno de 'Los Tres Grandes'. Su propósito era discutir el final de la Segunda Guerra Mundial y planificar la ocupación de la Alemania nazi, la derrota de Japón y la consiguiente paz en el mundo de la posguerra.

¿Cuándo fue la Conferencia de Yalta? La Conferencia de Yalta de 8 días se llevó a cabo del 4 de febrero de 1945 al 11 de febrero de 1945

¿Qué se decidió en la Conferencia de Yalta? Resumen y acuerdos de la conferencia
Un resumen de lo sucedido en la Conferencia de Yalta, los acuerdos y lo que se decidió:

& # 9679 Polonia: Un gobierno de 'unidad nacional' que se establecerá en Polonia, integrado por comunistas y no comunistas establecido por elecciones libres
& # 9679 La Declaración de Europa Liberada con elecciones libres en los países de Europa del Este
& # 9679 La rendición incondicional de Alemania: Alemania se dividiría en cuatro zonas de ocupación (Estados Unidos, Gran Bretaña, Unión Soviética y Francia) y pagaría reparaciones de guerra.
& # 9679 Rusia fue invitada a unirse a las Naciones Unidas y pelearía en la guerra contra Japón cuando Alemania fuera derrotada.

Importancia de la conferencia de Yalta
Se rompieron varios acuerdos y promesas hechas durante la Conferencia de Yalta, lo que provocó tensiones entre Gran Bretaña, Estados Unidos y Rusia y el inicio de la Guerra Fría.

& # 9679 Dos semanas después de la Conferencia de Yalta, los soviéticos violaron la Declaración de Europa Liberada al presionar al Rey de Rumania para que nombrara un gobierno comunista
& # 9679 Stalin había arrestado a los líderes no comunistas de Polonia y los soviéticos se negaron a permitir que más de 3 polacos no comunistas sirvieran en los 18 miembros del gobierno polaco.
& # 9679 La promesa de elecciones libres en Europa del Este se estaba rompiendo y los comunistas llegaban al poder en otros países de Europa del Este
& # 9679 Los soviéticos comenzaron a exigir reparaciones de guerra irrazonables de Alemania
& # 9679 Las promesas incumplidas llevaron a una creciente desconfianza en los soviéticos y fuertes sentimientos anticomunistas
& # 9679 Todos estos eventos contribuyeron a las causas de la Guerra Fría

Consecuencias de la conferencia de Yalta: la conferencia de Potsdam (17 de julio de 1945 al 2 de agosto de 1945)
Los desacuerdos abiertos estallaron entre los Estados Unidos y los soviéticos durante la Conferencia de Potsdam que se celebró en julio de 1945, solo dos meses después de la Conferencia de Yalta. Durante este corto período de tiempo hubo cambios importantes en el liderazgo de Estados Unidos y Gran Bretaña. El presidente Roosevelt murió el 12 de abril de 1945 y el vicepresidente Harry Truman asumió el cargo y Clement Attlee ganó las elecciones y reemplazó a Winston Churchill como primer ministro británico. Los acuerdos de Yalta se disolvieron en los desacuerdos de Potsdam.

& # 9679 En el momento de la Conferencia de Yalta, los estadounidenses creían que necesitaban a los soviéticos para ayudar en la guerra contra Japón. Esto cambió en el momento de la Conferencia de Potsdam, ya que EE. UU. Había probado con éxito la bomba atómica.
& # 9679 Harry Truman, que era muy anticomunista y muy desconfiado de Stalin, adoptó una línea dura contra los rusos.
& # 9679 Stalin se vio obligado a dar marcha atrás en sus demandas de fuertes reparaciones de guerra por parte de Alemania, pero se negó a respetar la Declaración de Europa Liberada.
& # 9679 Las relaciones se deterioraron y la buena voluntad entre las naciones una vez aliadas se disolvió
& # 9679 El Telón de Acero estaba listo para descender separando los países comunistas de Europa del Este de Occidente
& # 9679 La cooperación soviético-estadounidense en tiempos de guerra degeneraría en la Guerra Fría

Datos de la conferencia de Yalta para niños - Video del presidente Franklin Roosevelt
El artículo sobre los hechos de la conferencia de Yalta proporciona hechos detallados y un resumen de uno de los eventos importantes durante su mandato presidencial. El siguiente video de Franklin Roosevelt le brindará datos y fechas importantes adicionales sobre los eventos políticos vividos por el 32o presidente estadounidense, cuya presidencia abarcó desde el 4 de marzo de 1933 hasta el 12 de abril de 1945.

Hechos de la conferencia de Yalta - Historia de EE. UU. - Hechos - Evento importante - Propósito - Resultado - Importancia - Hechos - Definición de la conferencia de Yalta - Estadounidense - EE. UU. - EE. UU. - Hechos de la conferencia de Yalta - América - Fechas - Estados Unidos - Niños - Niños - Escuelas - Tareas - Importante - Hechos - Propósito de la conferencia de Yalta - Importancia de la conferencia de Yalta - Problemas - Clave - Principal - Principales - Eventos - Historia - Interesante - Hechos de la conferencia de Yalta - Información - Información - Historia estadounidense - Hechos de la conferencia de Yalta - Histórico - Propósito de la conferencia de Yalta - Importancia de la conferencia de Yalta - Eventos importantes: la conferencia de Yalta


¿Qué quería Stalin de la Conferencia de Yalta?

En el Conferencia de Yalta eso era decidió que Alemania se dividiría en cuatro zonas de ocupación. Eso era También decidió que la Unión Soviética atacaría a Japón tras la derrota de la Alemania nazi. En el Conferencia de Yalta Stalin prometió que se celebrarían elecciones libres en Polonia.

Además de lo anterior, ¿cuál fue el principal objetivo de Stalin para la Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial y cómo lo logró? Stalin Buscado lograr cuatro específicos objetivos. Después la calamidad de Guerra Mundial Dos, él quería garantizar la seguridad de la Unión Soviética, la expansión del comunismo más allá del Unión Soviética, asegure su posición en mundo asuntos y crear una Soviético imperio.

¿En qué estuvieron en desacuerdo en la Conferencia de Yalta?

Desacuerdos [editar] Ellos no estaban de acuerdo sobre la política soviética en Europa del Este. Truman estaba descontento con las intenciones rusas. Stalin quería paralizar a Alemania, Truman hizo No quiero repetir los errores de Versalles. Ellos no estaban de acuerdo sobre reparaciones.

¿Qué planes hicieron Roosevelt Churchill y Stalin en la Conferencia de Yalta?

Acordaron una división temporal de Alemania. Stalin prometió que la Europa controlada por los soviéticos tendría elecciones libres y democráticas. Stalin acordó ayudar a derrotar a Japón.


La Conferencia de Yalta presagia la Guerra Fría - 4 de febrero de 1945 - HISTORY.com

TSgt Joe C.

El presidente Franklin D. Roosevelt, el primer ministro Winston Churchill y el líder soviético Joseph Stalin se reúnen para discutir el esfuerzo de guerra de los aliados contra Alemania y Japón y para tratar de resolver algunos problemas diplomáticos molestos. While a number of important agreements were reached at the conference, tensions over European issues—particularly the fate of Poland—foreshadowed the crumbling of the Grand Alliance that had developed between the United States, Great Britain, and the Soviet Union during World War II and hinted at the Cold War to come.

Meeting in the city of Yalta in the Russian Crimean from February 4 to 11, Roosevelt, Churchill, and Stalin each arrived with their own agendas for the conference. For Stalin, postwar economic assistance for Russia, and U.S. and British recognition of a Soviet sphere of influence in eastern Europe were the main objectives. Churchill had the protection of the British Empire foremost in his mind, but also wanted to clarify the postwar status of Germany. Roosevelt’s goals included consensus on establishment of the United Nations and gaining Soviet agreement to enter the war against Japan once Hitler had been defeated. None of them left Yalta completely satisfied. There was no definite determination of financial aid for Russia. Many issues pertaining to Germany were deferred for further discussion. As for the United Nations, Stalin wanted all 16 Soviet republics represented in the General Assembly, but settled for three (the Soviet Union as a whole, Belorussia, and the Ukraine). However, the Soviets did agree to join in the war against Japan 90 days after Hitler’s Germany was defeated.

It was over the issue of the postwar status of Poland, however, that the animosity and mistrust between the United States and the Soviet Union that would characterize the Cold War were most readily apparent. Soviet troops were already in control of Poland, a procommunist provisional government had already been established, and Stalin was adamant that Russia’s interests in that nation be recognized. The United States and Great Britain believed that the London-based noncommunist Polish government-in-exile was most representative of the Polish people. The final agreement merely declared that a “more broadly based” government should be established in Poland. Free elections to determine Poland’s future were called for sometime in the future. Many U.S. officials were disgusted with the agreement, which they believed condemned Poland to a communist future. Roosevelt, however, felt that he could do no more at the moment, since the Soviet army was occupying Poland.

As the Cold War became a reality in the years that followed the Yalta Conference, many critics of Roosevelt’s foreign policy accused him of “selling out” at the meeting and naively letting Stalin have his way. It seems doubtful, however, that Roosevelt had much choice. He was able to secure Russian participation in the war against Japan (Russia declared war on Japan on August 8, 1945), established the basic principles of the United Nations, and did as much as possible to settle the Poland issue. With World War II still raging, his primary interest was in maintaining the Grand Alliance. He believed that troublesome political issues could be postponed and solved after the war. Unfortunately, Roosevelt never got that chance—almost exactly two months after the end of the conference, Roosevelt suffered a stroke and died.


Yalta Conference foreshadows the Cold War - HISTORY

Efforts for reconstruction of Japan

  • U.S. occupation of Japan under MacArthur’s administration
  • Democracy and economic development
  • Elimination of Japanese Offensive military capabilities United States’ guarantee of Japan’s security
  • Emergence of Japan as Dominant economy in Asia

International Cooperative Organizations

  • United Nations
  • North Atlantic Treaty Organization (NATO)
  • Warsaw Pact
  • The Universal Declaration of Human Rights=Established and adopted by members of the United Nations
  • Provided a code of conduct for the Treatment of people under the protection of their government

Beginning of the Cold War (1945-1948)

  • los Yalta Conference and the Soviet control of Eastern Europe
  • Rivalry between the United States and the U.S.S.R.
  • Democracy and the free enterprise system v. dictatorship and communism
  • President Truman and the Policy of Containment
  • Eastern Europe—Soviet satellite nations los Iron Curtain

Characteristics of the Cold War (1948-1989)

  • North Atlantic Treaty Organization (NATO) v. the Warsaw Pact
  • Korean Conflict
  • guerra de Vietnam
  • Berlin and significance of Berlin Wall
  • Cuban Missile Crisis
  • Nuclear weapons and the theory of Deterrence

Collapse of Communism in the Soviet Union and Eastern Europe (1989-)


What did they disagree about at the Yalta Conference?

Keeping this in view, what was the major disagreement at the Yalta Conference?

Disagreements[edit] They disagreed over Soviet policy in eastern Europe. Truman was unhappy of Russian intentions. Stalin wanted to cripple Germany, Truman did not want to repeat the mistakes of Versailles. They disagreed over reparations.

Additionally, what were the decisions made at the Yalta Conference? At the Yalta Conference eso era decided that Germany would be split into four occupying zones. Eso era also decided that the Soviet Union would attack Japan following the defeat of Nazi Germany. At the Yalta Conference Stalin pledged that free elections would be held in Poland.

Additionally, what did the big three disagree on at Yalta?

Division of Germany At Yalta, the Big Three agreed that after Germany's unconditional surrender, it would be divided into four post-war occupation zones, controlled by U.S., British, French and Soviet military forces. The city of Berlin would also be divided into similar occupation zones.

Was the Yalta conference successful?

However, Roosevelt was oblivious to Stalin's objectives because of Stalin's excellent 'poker face,' and he readily met Stalin's price, leaving the Yalta Conference exuberant because Stalin had agreed to enter the Pacific war against Japan. Overall, Roosevelt felt confident that Yalta had been successful.


Ver el vídeo: De la Segunda Guerra Mundial a la Guerra Fría: la Conferencia de Yalta (Enero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos