Interesante

Náhuatl - La Lingua Franca del Imperio Azteca

Náhuatl - La Lingua Franca del Imperio Azteca

El náhuatl (pronunciado NAH-wah-tuhl) era el idioma hablado por la gente del Imperio azteca, conocido como azteca o mexica. Aunque la forma hablada y escrita del idioma ha cambiado sustancialmente de la forma clásica prehispánica, el náhuatl ha perseverado durante medio milenio. Todavía lo hablan hoy aproximadamente 1.5 millones de personas, o el 1.7% de la población total de México, muchos de los cuales llaman su idioma mexicano (Meh-shee-KAH-noh).

Conclusiones clave: náhuatl

  • El náhuatl es el idioma hablado del imperio azteca, así como por sus descendientes modernos.
  • El idioma es parte de la familia Uto-Azteca y se originó en la región de Sonora superior de México.
  • La palabra "náhuatl" significa "buenos sonidos".
  • Los hablantes de náhuatl llegaron al centro de México alrededor del año 400-500 CE, y en el siglo XVI, el náhuatl era la lengua franca para toda Mesoamérica.

La palabra "náhuatl" es en sí misma una de varias palabras que significan, hasta cierto punto, "buenos sonidos", un ejemplo de significado codificado que es fundamental para el idioma náhuatl. Mapeador, sacerdote e intelectual destacado de la Ilustración de la Nueva España José Antonio Alzate 1737-1799 fue un importante defensor del idioma. Aunque sus argumentos no lograron obtener apoyo, Alzate se opuso enérgicamente al uso de palabras griegas por parte de Linneo para las clasificaciones botánicas del Nuevo Mundo, argumentando que los nombres náhuatl eran especialmente útiles porque codificaban un depósito de conocimiento que podría aplicarse al proyecto científico.

Los orígenes del náhuatl

Náhuatl es parte de la familia Uto-Azteca, una de las familias de lenguas nativas americanas más grandes. La familia Uto-Azteca o Uto-Nahuana incluye muchos idiomas norteamericanos como el Comanche, Shoshone, Paiute, Tarahumara, Cora y Huichol. El idioma principal de los uto-aztecas se difundió fuera de la Gran Cuenca, moviéndose donde probablemente se originó el idioma náhuatl, en la región de Sonora superior de lo que ahora es Nuevo México y Arizona y el área de Sonora inferior en México.

Se cree que los hablantes de náhuatl llegaron a las tierras altas del centro de México en algún momento alrededor de 400/500 CE, pero llegaron en varias oleadas y se establecieron entre diferentes grupos, como los hablantes de otomano y tarasco. Según fuentes históricas y arqueológicas, los mexicas estuvieron entre los últimos hablantes de náhuatl que emigraron de su tierra natal en el norte.

Distribución náhuatl

Con la fundación de su capital en Tenochtitlán, y el crecimiento del imperio azteca / mexica en los siglos XV y XVI, el náhuatl se extendió por toda Mesoamérica. Este lenguaje se convirtió en un lingua franca hablado por comerciantes, soldados y diplomáticos, sobre un área que incluye lo que hoy es el norte de México hasta Costa Rica, así como partes de la Baja Centroamérica.

Los pasos legales que reforzaron su estatus de lengua franca incluyeron la decisión del rey Felipe II (gobernado 1556-1593) en 1570 de hacer del náhuatl el medio lingüístico para que los clérigos lo usen en la conversión religiosa y para la formación de eclesiásticos que trabajan con los pueblos nativos en diferentes regiones. . Los miembros de la nobleza de otros grupos étnicos, incluidos los españoles, utilizaron el náhuatl hablado y escrito para facilitar la comunicación en toda Nueva España.

Fuentes de náhuatl clásico

Ilustración del nuevo ritual del fuego, páginas de Bernardino de Sahagún, Códice florentino, "Historia general de las cosas de Nueva España" en español y náhuatl, facsímil del documento del siglo XVI. BIBLIOTECA DE IMÁGENES DEA / Biblioteca de imágenes De Agostini / Getty Images Plus

La fuente más extensa sobre el idioma náhuatl es el libro escrito a mediados del siglo XVI por fray Bernardino de Sahagún (1500-1590) llamado el Historia General de la Nueva España, que se incluye en el Códice florentino. Para sus 12 libros, Sahagún y sus asistentes recopilaron lo que es esencialmente una enciclopedia de la lengua y la cultura de los aztecas / mexicas. Este texto contiene partes escritas en español y náhuatl transliteradas al alfabeto romano.

Otro documento importante es el Codex Mendoza, encargado por el rey Carlos I de España (1500-1558), que combina la historia de las conquistas aztecas, la cantidad y los tipos de tributos pagados a los aztecas por provincia geográfica, y una cuenta del diario azteca. vida, comenzando en 1541. Este documento fue escrito por hábiles escribas nativos y supervisado por clérigos españoles, quienes agregaron glosas en náhuatl y español.

Guardar el idioma náhuatl en peligro de extinción

Después de la Guerra de Independencia de México en 1821, el uso del náhuatl como medio oficial para la documentación y la comunicación desapareció. Las élites intelectuales en México se dedicaron a la creación de una nueva identidad nacional, viendo el pasado indígena como un obstáculo para la modernización y el progreso de la sociedad mexicana. Con el tiempo, las comunidades nahuas se aislaron cada vez más del resto de la sociedad mexicana, sufriendo lo que los investigadores Justyna Okol y John Sullivan llaman una dislocación política derivada de la falta de prestigio y poder, y una dislocación cultural estrechamente relacionada, resultante de modernización y globalización.

Olko y Sullivan (2014) informan que, aunque el contacto prolongado con el español ha dado como resultado cambios en la morfología y la sintaxis de las palabras, en muchos lugares persisten continuas continuas entre las formas pasadas y presentes del náhuatl. El Instituto de Docencia e Investigación Etnológica de Zacatecas (IDIEZ) es un grupo que trabaja junto con hablantes de nahua para continuar practicando y desarrollando su idioma y cultura, capacitando a los hablantes de nahua para enseñar náhuatl a otros y colaborar activamente con académicos internacionales en proyectos de investigación. Un proyecto similar está en marcha (descrito por Carlos Sandoval Arenas 2017) en la Universidad Intercultural de Veracruz.

Legado Náhuatl

Hoy existe una amplia variación en el idioma, tanto lingüístico como cultural, que puede atribuirse en parte a las sucesivas oleadas de hablantes de náhuatl que llegaron al valle de México hace tanto tiempo. Hay tres dialectos principales del grupo conocido como Nahua. El grupo en el poder en el Valle de México en el momento del contacto eran los aztecas, que llamaban su idioma náhuatl. Al oeste del Valle de México, los hablantes llamaban su idioma Nahual; y disperso alrededor de esos dos grupos había un tercero que llamaba su idioma Nahuat. Este último grupo incluía el grupo étnico pipil que finalmente emigró a El Salvador.

Muchos topónimos contemporáneos en México y América Central son el resultado de una transcripción española de sus nombres náhuatl, como México y Guatemala. Y muchas palabras en náhuatl han pasado al diccionario de inglés a través del español, como coyote, chocolate, tomate, chile, cacao, aguacate y muchas otras.

¿Cómo suena el náhuatl?

Los lingüistas pueden definir los sonidos originales del náhuatl clásico en parte porque los aztecas / mexicas usaban un sistema de escritura glifo basado en náhuatl que contenía algunos elementos fonéticos, y los eclesiásticos españoles combinaban el alfabeto fonético romano con los "buenos sonidos" que escuchaban de los lugareños. . Los primeros alfabetos nahuatl-romanos existentes son de la región de Cuernavaca y datan de fines de la década de 1530 o principios de la década de 1540; probablemente fueron escritos por varios individuos indígenas y compilados por un fraile franciscano.

En su libro de 2014 Arqueología Azteca y Etnohistoria, la arqueóloga y lingüista Frances Berdan proporcionó una guía de pronunciación del náhuatl clásico, de la cual solo se incluye una pequeña muestra. Berdan informa que en náhuatl clásico el énfasis o énfasis principal en una palabra dada casi siempre está en la penúltima sílaba. Hay cuatro vocales principales en el idioma:

  • una como en la palabra inglesa "palm",
  • mi como en "apuesta",
  • yo como en "ver", y
  • o como en "so".

La mayoría de las consonantes en náhuatl son las mismas que se usan en inglés o español, pero el sonido "tl" no es del todo "tuhl", es más bien una "t" glótica con una pequeña bocanada de aire para la "l".

Editado y actualizado por K. Kris Hirst

Fuentes

  • Berdan, Frances F. "Arqueología y etnohistoria azteca". Nueva York: Cambridge University Press, 2014.
  • García-Mencía, Rafael, Aurelio López-López y Angélica Muñoz Meléndez. "Un audio-léxico español-náhuatl: uso de tecnología para promover y difundir una lengua mexicana nativa". Convocatoria Comunidades y cultura - Documentos cortos de Eurocall 2016. Eds. Bradley, L. y S. Thouësny. Research-publishing.net, 2016. 155-59.
  • Mundy, Barbara E. "Nombres de lugares en México-Tenochtitlan". Etnohistoria 61.2 (2014): 329-55. 
  • Olko, Justyna y John Sullivan. "Hacia un modelo integral para la investigación y revitalización del idioma náhuatl". Actas de la reunión anual de la Sociedad de Lingüística de Berkeley 40 (2014): 369-97. 
  • Sandoval Arenas, Carlos O. "Desplazamiento y revitalización de la lengua náhuatl en las altas montañas de Veracruz, México". Artes y Humanidades en la Educación Superior 16.1 (2017): 66-81.