Nuevo

Rey Canuto

Rey Canuto


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Canuto, el hijo de Sweyn Forkbeard y su esposa polaca, alrededor de 996. Canuto acompañó a su padre cuando intentaron conquistar Inglaterra en 1013. A la muerte de su padre, se retiró a Dinamarca, donde su hermano mayor había heredado el trono. Canuto regresó con su ejército en 1015 y, aunque fracasó en la captura de Londres, controló el resto de Inglaterra.

Ethelred the Unready murió en abril de 1016 y fue reemplazado por su hijo Edmund Ironside. Canuto derrotó a Edmund en la batalla de Ashington en Essex. Poco después, Canuto se convirtió en el rey indiscutible de Inglaterra cuando desterró o ejecutó a todos los posibles pretendientes al trono.

En 1017, Cunate dividió su reino en cuatro condados: Northumbria, East Anglia, Mercia y Wessex. Mientras que eligió a los daneses como condes de Northumbria y East Anglia, nombró al anglosajón Godwin como conde de Wessex.

Más tarde ese año se casó con la viuda de Ethelred, Emma de Normandía. Más tarde tuvieron un hijo, Hardicanute. Canuto heredó el trono de Dinamarca de su hermano en 1018. En 1030 también era rey de Noruega.

Mientras estaba fuera de Inglaterra, dejó a Thorkell el Alto a cargo del país. Sin embargo, los dos hombres se pelearon en 1021 y Thorkell fue desterrado de Inglaterra.

Canuto trajo un gobierno firme a Inglaterra y la seguridad de amenazas externas. Murió en Shaftesbury en 1035 y fue enterrado en la Catedral de Winchester.


Biografía de King Canute | Citas

El rey Canuto (Cnut) (995 & # 8211 1035) era rey de Dinamarca, Inglaterra y Noruega, que tenía fama de ser un rey sabio, que traía cierto grado de orden a sus reinos basados ​​en el Mar del Norte. Canuto fue un príncipe danés que también ganó el trono inglés en 1016. Esto unió los reinos danés e inglés y marcó la desaparición de las incursiones vikingas en las islas británicas. El rey Canuto fue ampliamente venerado como un rey sabio y gran partidario de la iglesia. Fue el primer rey de ascendencia vikinga en visitar al Papa para una audiencia. Una leyenda sobre su vida dice que se sentó junto al océano, y cuando el mar lamió alrededor de su trono, señaló a sus seguidores que incluso un rey con poder terrenal no podría contener las mareas.

Que todos sepan cuán vacío e inútil es el poder de los reyes. Porque no hay nadie digno de ese nombre sino Dios, a quien el cielo, la tierra y el mar obedecen & # 8221. & # 8211 Rey Canuto

Cnut nació en Dinamarca de un príncipe danés Sweyn Forkbeard. Su bisabuelo fue Gorm el Viejo, un guerrero vikingo impregnado de la religión pagana. Sin embargo, su abuelo (el hijo de Gorm & # 8217) Harald adoptó el cristianismo e hizo los primeros esfuerzos para establecer el cristianismo en Dinamarca.

Invasión de inglaterra

En el verano de 1013, Cnut se unió a su padre, Sweyn Forkbeard, en una invasión vikinga de Inglaterra. Aterrizaron en Humber y obtuvieron el control de Inglaterra. El rey inglés y # 8211 rey Ethelred escaparon a Normandía en Francia.

En 1014, murió el padre de Cnut. Su hermano Harald fue elegido rey de Dinamarca. Los daneses en Inglaterra eligieron a Cnut como rey de Inglaterra, pero el inglés Witan todavía esperaba que el rey Ethelred regresara y reclamara su corona en lugar de ser gobernado por los vikingos. A la vuelta de Ethelred, Cnut fue fuertemente derrotado y escasamente escapó huyó en barco a Dinamarca, pero no sin antes cortar las narices y oídos de los rehenes ingleses para advertir de su intención. En Dinamarca, Cnut reunió una fuerza de invasión más grande de hasta 10,000 hombres y 200 barcos para regresar a Inglaterra. La fuerza de invasión de Cnut # 8217 incluía aliados de Polonia y Suecia.

En 1015, Cnut & # 8217s hizo su segunda llegada a Inglaterra & # 8211 durante casi dos años, hubo feroces combates entre los invasores vikingos y los defensores ingleses, liderados por Ethelred y su hijo Edmund Ironside. Mientras los ingleses luchaban en el norte de Inglaterra, fueron golpeados por las deserciones de Eadric Streona de Mercia, un rey vikingo Thorkell el Alto, que anteriormente había jurado lealtad a los ingleses. Sin embargo, a pesar de perder en el norte y de la muerte de Æthelred en 1016, Londres siguió siendo un bastión y dos ataques vikingos no consiguieron traspasar el muro.

Rey de inglaterra

Sin embargo, en 2016, la superioridad de las fuerzas de Cnut & # 8217 hizo que Edmund y Cnut se encontraran y dividieran Inglaterra. Cnut gobernaría toda Inglaterra al norte de Londres, mientras que Edmund controlaría Londres y el sur. Sin embargo, a las pocas semanas del acuerdo, Edmund murió sin dejar un sucesor obvio, por lo que los sajones aceptaron a Cnut como rey de toda Inglaterra y fue coronado en Canterbury en 1017.

Al llegar al poder en Inglaterra, Cnut aumentó un impuesto a los ingleses y pagó a su ejército enviando a la mayoría de ellos a casa, pero conservando fuerzas suficientes para defenderse de los esporádicos ataques vikingos. Un beneficio sustancial del reinado de Cnut # 8217 fue poner fin a la incertidumbre, los daños y la pérdida de vidas causados ​​por las invasiones vikingas. Cnut consolidó su poder ejecutando a los que estaban en línea con el trono sajón, los hijos de Edmund lograron escapar a Normandía. Cnut también se casó (por segunda vez) con Emma, ​​la viuda de Ethelred. (Emma se convirtió en la única mujer en casarse con dos reyes diferentes de Inglaterra.

Cnut dividió el reino en cuatro áreas administrativas principales y colocó a los escandinavos como los condes gobernantes. Sin embargo, con el tiempo, los gobernantes escandinavos fueron reemplazados por la antigua nobleza anglosajona. Cnut hizo que mataran a Eadric Streona porque estaba descontento, pero Cnut desconfiaba de él por su tendencia a la traición. Cnut fue generoso con la iglesia cristiana. Hizo una conversión pública al cristianismo antes de su coronación. Aunque a los ojos de la iglesia era un pecador por tener dos esposas (Elfgifu y Emma de Normandía), estaba dispuesto a reparar y reconstruir las iglesias y monasterios destruidos por las invasiones vikingas de años anteriores. Cnut también fundó nuevas iglesias y órdenes religiosas. Su generosidad hacia la iglesia y su piedad percibida ayudaron a hacerlo popular entre los anglosajones (a pesar de sus altos impuestos y métodos a veces brutales) La opinión estándar de Canuto era que era cristiano por convicción y se volvía más religioso a medida que avanzaba su vida. .

& # 8220 Un temperamento violento e irritable era su defecto más sobresaliente, y se le debe imputar más de un homicidio. Pero la feroz naturaleza vikinga fue gradualmente y completamente sometida porque Canuto era un cristiano por convicción y sinceramente religioso. & # 8221

Cnut & # 8217s realizó importantes reformas administrativas, incluida la producción de nuevas monedas y la reintroducción de leyes para resolver disputas sobre testamentos y herencias. Cnut basó sus leyes en el rey anglosajón Edgar y Cnut fue políticamente astuto al alabar a menudo a los reyes anglosajones. Su gobierno fuerte y sabio ayudó a ganar aliados con sus súbditos ingleses.

En 1019, su hermano Harald II murió y Cnut regresó a Dinamarca para reclamar el trono danés e inglés. Superando la oposición desde dentro de Dinamarca, aseguró ambos reinos evitando la amenaza de invasiones danesas de Inglaterra. Después de que su reclamo danés estuvo asegurado, Cnut regresó a Inglaterra. Sin embargo, en su ausencia, los noruegos y suecos lanzaron ataques contra su reino danés. Cnut regresó a Dinamarca y resultó victorioso en la batalla de Helgea, que lo convirtió en el gobernante dominante de Escandinavia.

Peregrinación a Roma

En 1027, Cnut hizo una peregrinación a Roma. Esto fue en parte para demostrar su devoción por el cristianismo y también para hablar con el Papa para mejorar las condiciones de las peregrinaciones en ruta a Roma. The Encyclopedia Britanica, 1911, escribe sobre el rey Canuto.

& # 8220 Hablé con el emperador mismo y el Lord Pope y los príncipes allí sobre las necesidades de todas las personas de todo mi reino, tanto ingleses como daneses, de que se les pudiera otorgar una ley más justa y una paz más segura en el camino a Roma y que no deberían ser estrechados por tantas barreras a lo largo del camino, y acosados ​​por peajes injustos y el Emperador estuvo de acuerdo. & # 8221

La exitosa visita a Roma fortaleció aún más la reputación del rey Canuto, ya que se consideraba que el favor de Roma era auspicioso para un rey europeo. A Cnut se le atribuyó la reducción de peajes para los peregrinos que iban a Roma, que era un tema de gran importancia para la Europa cristiana.

La leyenda de Cnut y la marea

El historiador inglés del siglo XII, Enrique de Huntingdon, escribió un relato de Cnut colocando su trono junto al mar con cortesanos aduladores a su alrededor. Los cortesanos vieron a Cnut como todopoderoso debido a su éxito en la creación de un gran reino. Después de colocar su trono junto al mar, Cnut dijo con confianza:

Estás sujeto a mí, ya que la tierra en la que estoy sentado es mía, y nadie se ha resistido a mi señorío con impunidad. Te ordeno, por tanto, que no subas a mi tierra, ni presumas de mojar la ropa o los miembros de tu amo.

Sin embargo, cuando las mareas seguían subiendo a su trono y mojaban las piernas del rey, dijo Cnut a sus seguidores.

& # 8220 & # 8216 Que todos los hombres sepan cuán vacío e inútil es el poder de los reyes, porque no hay nadie digno de ese nombre, sino Aquel a quien el cielo, la tierra y el mar obedecen por leyes eternas. & # 8221

El relato muestra que Cnut deseaba señalar cómo incluso los reyes más poderosos no podían controlar los eventos externos y el poder real era el poder de Dios. En relatos posteriores, se hace referencia a Cnut sabiendo que la marea seguiría subiendo, pero usó la analogía para señalar un punto a sus seguidores. Una de las razones expuestas es que, como rey poderoso, Canuto fue halagado con frecuencia por cortesanos que deseaban ganar mayor prominencia en la corte. La historia puede estar relacionada con los esfuerzos de Canuto por reducir los halagos.

Cnut murió en Shaftesbury, Dorset el 12 de noviembre de 1035, a la edad de 40 años. Fue enterrado en Winchester. Sin embargo, sus hijos e hijas no pudieron construir una unión duradera entre Inglaterra y Escandinavia. En 1042, Eduardo el Confesor de la casa de Wessex regresó a los arrojados, y en 1066, la invasión de Inglaterra por Guillermo el Conquistador llevó a Inglaterra a quedar bajo la influencia de Francia.

El rey Canuto es una figura importante en la historia europea. Marca el declive de la violencia vikinga y la evolución hacia una Europa cristiana. Aunque el rey Canuto era danés, parece haber preferido quedarse en Inglaterra. Hizo esfuerzos para unir a los ingleses y los daneses y usó eficazmente a sus guerreros para detener todos los futuros ataques vikingos. Su patrocinio y apoyo a la religión marcó una gran diferencia en la promoción del cristianismo en Inglaterra y Escandinavia. Si hubiera vivido más tiempo, la historia podría haber sido diferente, ya que deseaba fortalecer el Reino de Inglaterra / Escandinavia, ya que murió a los 40 años y en 15 años, Inglaterra fue invadida por los normandos & # 8211 poniendo fin al estrecho vínculo entre Inglaterra y Escandinavia.

Cita: Pettinger, Tejvan. “Biografía del Rey Canuto”, Oxford, Reino Unido. www.biographyonline.net Publicado el 24 de julio de 2019. Última actualización el 7 de noviembre de 2019.

Cnut: Inglaterra & # 8217s Viking King

Rey Canuto

Páginas relacionadas

Ingleses: famosos hombres y mujeres ingleses. Desde Ana Bolena y la reina Isabel I hasta Enrique VIII y Winston Churchill. Incluye a los grandes poetas: William Shakespeare, William Blake y William Wordsworth.

Realeza: reyes y reinas famosos a lo largo de la historia. Incluidos Enrique VIII, el zar Nicolás II, la reina Victoria y Catalina la Grande.

Incluidos el rey Alfredo, la reina Victoria, Ricardo I, Enrique V, Isabel I y el rey Eduardo.


Historia de Canuto - Rey Canuto

Hace mucho tiempo, Inglaterra fue gobernada por un rey llamado Canuto. Como muchos líderes y hombres de poder, Canuto estaba rodeado de personas que siempre lo alababan. Cada vez que entraba en una habitación, comenzaban los halagos.

"Eres el hombre más grande que jamás haya existido", diría uno.

"Oh rey, nunca puede haber otro tan poderoso como tú", insistiría otro.

"Su alteza, no hay nada que no pueda hacer", sonreiría alguien.

"Gran Canuto, eres el monarca de todos", cantaba otro. "Nada en este mundo se atreve a desobedecerte".

El rey era un hombre sensato y se cansó de escuchar tales tontos discursos. Un día caminaba por la orilla del mar, y sus oficiales y cortesanos lo acompañaban, alabándolo como de costumbre. Canuto decidió darles una lección.

"¿Entonces dices que soy el hombre más grande del mundo?" les preguntó.

"¡Oh, rey!", Gritaron, "¡nunca ha habido nadie tan poderoso como tú, y nunca habrá nadie tan grande, nunca más!"

"¿Y dices que todas las cosas me obedecen?" Preguntó Canuto.

"¡Absolutamente!" ellos dijeron. "El mundo se inclina ante ti y te honra".

"Ya veo", respondió el rey. "En ese caso, tráeme mi silla, y bajamos al agua".

"¡De inmediato, su majestad!" Se apresuraron a llevar su silla real sobre la arena.

"Acércalo al mar", gritó Canuto. "Ponlo aquí, justo al borde del agua". Se sentó y contempló el océano frente a él. "Noto que la marea está subiendo. ¿Crees que se detendrá si doy la orden?"

Sus oficiales estaban desconcertados, pero no se atrevieron a decir que no. "Da la orden, oh gran rey, y obedecerá", le aseguró uno de ellos.

—Muy bien. Mar —gritó Canuto—. ¡Te ordeno que no vengas más! ¡Olas, deja de rodar! ¡Surfea, deja de golpear! ¡No te atrevas a tocarme los pies!

Esperó un momento, en silencio, y una pequeña ola se precipitó sobre la arena y lamió sus pies.

"¡Cómo te atreves!" Canuto gritó. "¡Océano, regresa ahora! Te he ordenado que te retires ante mí, ¡y ahora debes obedecer! ¡Regresa!"

Y en respuesta, otra ola avanzó y se enroscó alrededor de los pies del rey. Subió la marea, como siempre. El agua subía más y más alto. Se acercó a la silla del rey y no solo mojó sus pies, sino también su túnica. Sus oficiales se pararon ante él, alarmados y preguntándose si no estaba loco.

"Bueno, amigos míos", dijo Canuto, "parece que no tengo tanto poder como quisieran hacerme creer. Quizás hayan aprendido algo hoy. Quizás ahora recuerden que solo hay un Rey que es todopoderoso". , y es él quien gobierna el mar, y sostiene el océano en el hueco de su mano. Le sugiero que reserve sus alabanzas para él ".

Los oficiales reales y cortesanos bajaron la cabeza y parecían tontos. Y algunos dicen que Canuto se quitó la corona poco después y nunca volvió a usarla.

De: El libro de las virtudes para los jóvenes: un tesoro de grandes historias morales [Tapa dura]
William J. Bennett (Editor)

El Programa de Adaptación al Cambio Climático - Una iniciativa del gobierno australiano

Autorizado por el Director Ejecutivo del Centro de Investigación Cooperativa de Ecosistemas y Clima Antártico | y copiar ACE CRC | ABN 38 579 689 445 | Privacidad | Descargo de responsabilidad | Comentario del Sitio Web

Toda la información contenida en este sitio sigue siendo propiedad de ACE CRC. El uso del contenido de este sitio se rige por las leyes de derechos de autor de Australia e internacionales.


Cnut: el gran danés

En 1016, después de más de dos siglos de incursiones y expulsiones vikingas, un escandinavo fue coronado rey de toda Inglaterra. Eleanor Parker explica cómo Cnut tuvo éxito donde sus antepasados ​​fallaron, asegurando su lugar en el trono y en la historia.

Esta competición se ha cerrado

Publicado: 12 de noviembre de 2020 a las 11:59 am

Solo dos reyes en la historia de Inglaterra se conocen como "el Grande", y uno de ellos era danés. Cuando el joven vikingo Canuto tomó el trono de Inglaterra en 1016, pocos podrían haber predicho que se convertiría en uno de los reyes más exitosos del período medieval temprano, gobernando un imperio escandinavo que se extendía por todo el mundo del Mar del Norte.

"No hubo justicia en su sucesión al trono", escribió el historiador del siglo XII William of Malmesbury sobre Cnut, "pero arregló su vida con gran habilidad política y coraje". Historiadores posteriores han estado de acuerdo, juzgando al rey Cnut como un rey notablemente efectivo, aunque su reinado en Inglaterra comenzó con una conquista violenta.

Nacido probablemente en la década de 990, Cnut era hijo de Swein Forkbeard, rey de Dinamarca, y una princesa polaca cuyo nombre no está registrado. A lo largo de la infancia de Cnut, Swein llevó a cabo devastadoras incursiones en Inglaterra que socavaron cada vez más el gobierno del rey inglés Æthelred.

En 1013, cuando Cnut era un adolescente, Swein lanzó una invasión a gran escala, desembarcó una flota de barcos y obligó a Æthelred a huir a Normandía. Cnut acompañó a su padre a Inglaterra y quedó a cargo de la flota mientras Swein hacía campaña en el sur. Por esta época Swein, que había forjado alianzas con los enemigos de Æthelred entre la nobleza inglesa, casó a su hijo adolescente con una inglesa. Ælfgifu de Northampton pertenecía a una familia poderosa en las Midlands, y sus parientes eran aliados importantes para Swein y Cnut.

En la Navidad de 1013, Swein era rey de Inglaterra, pero su reinado duró poco. Murió repentinamente el 3 de febrero de 1014, después de unas pocas semanas como rey. Cnut fue elegido para dirigir el ejército danés en Inglaterra, pero era joven e inexperto y no podía aferrarse a las tierras conquistadas por su padre. Los nobles ingleses invitaron a Æthelred a regresar de Normandía, con la condición de que prometiera ser un gobernante mejor que antes, y Cnut se vio obligado a huir de regreso a Dinamarca.

En el verano de 1015 regresó a Inglaterra con una flota enorme. Una fuente describe el esplendor de sus barcos: “Tan magnífica era su ornamentación que los ojos de quienes los contemplaban estaban deslumbrados, y parecían estar hechos de fuego en lugar de madera ... Los barcos por sí solos habrían aterrorizado al enemigo, antes del los guerreros que llevaban se unieron a la batalla ".

Aun así, tomó más de un año de guerra antes de que Cnut tomara el control de Inglaterra. Después de la muerte de Æthelred en abril de 1016, el hijo del rey inglés Edmund Ironside lideró con firmeza la defensa contra los daneses, y durante el verano de ese año, Cnut y Edmund libraron una serie de batallas en el sur de Inglaterra. Los daneses asediaron ferozmente Londres, pero no lograron capturarla.

La batalla final se libró el 18 de octubre de 1016 en un lugar de Essex llamado "Assandun". La ubicación está en disputa, pero probablemente fue Ashingdon o Ashdon. Los daneses salieron victoriosos y muchos fueron asesinados en el lado inglés. La Crónica anglosajona lamenta que "todos los mejores de la nación inglesa" fueron asesinados. La tradición danesa decía que las tropas de Cnut llevaban a la batalla un estandarte mágico bordado con un cuervo que batía sus alas para profetizar su triunfo.

Después de Assandun, Cnut y Edmund acordaron hacer las paces, dividiendo el reino entre ellos. Cuando Edmund murió solo seis semanas después, el 30 de noviembre, Cnut quedó como único rey de Inglaterra.

Cementando la realeza

En los primeros meses de su reinado, Cnut eliminó sin piedad a cualquiera que pudiera desafiarlo. Los miembros restantes de la familia real inglesa fueron asesinados o conducidos al exilio, y la esposa y los hijos pequeños de Edmund Ironside huyeron a Hungría.

La viuda de Æthelred, Emma, ​​se había refugiado en Normandía durante estos peligrosos años, pero en 1017 Cnut envió a buscarla y ella accedió a casarse con él, el enemigo de su marido. Al casarse con Emma, ​​hermana del duque de Normandía, Cnut se alió con un vecino poderoso y neutralizó cualquier desafío de los hijos de Æthelred y Emma, ​​que permanecieron en Normandía durante el reinado de Cnut.

Cnut ya tenía dos hijos con Ælfgifu de Northampton, y no la repudió a ella ni a sus hijos después de casarse con Emma. Sin embargo, Emma fue reconocida como su reina, y él parece haberle asegurado que cualquier hijo que ella pudiera tener con él lo sucedería como rey. Cnut y Emma tuvieron dos hijos, Harthacnut y Gunnhild.

El primer año del reinado de Canuto vio ejecuciones políticas y fuertes impuestos impuestos a Inglaterra, pero a fines de 1017 su poder parece haber estado asegurado, y desde entonces adoptó un enfoque conciliador con el país que había conquistado. Dividió Inglaterra en cuatro condados y nombró a sus leales seguidores, tanto ingleses como daneses, como condes de Northumbria, Mercia, Wessex y East Anglia. En 1018, en una reunión en Oxford, se llegó a un acuerdo que declaró que Cnut había "establecido la paz y la amistad entre los daneses y los ingleses, y había puesto fin a toda su antigua enemistad". Tanto los ingleses como los daneses acordaron seguir el código legal de Edgar, el padre de Æthelred, y "amar al rey Cnut con justicia y lealtad".

Este pacífico estado de cosas parece haber perdurado en gran medida durante el resto del reinado de Cnut. Sorprendentemente, hay poca evidencia de rebelión en Inglaterra contra los conquistadores daneses, ciertamente nada comparado con la agitación que siguió a la conquista normanda, cuando las revueltas continuaron durante más de una década después de 1066. Quizás esto se debió a que Cnut mostró tan rápidamente su intención de convertirse en casi más ingleses que ingleses. Gobernó a través de las leyes inglesas existentes y promovió a ingleses y daneses para que fueran sus consejeros y condes. Las tierras fueron entregadas a solo un puñado de daneses de alto rango, que se casaron con familias inglesas y forjaron una sociedad mixta anglo-escandinava.

Cortejando a la iglesia

Crucialmente, Cnut también ganó el apoyo de la iglesia inglesa y, bajo la dirección de Wulfstan, arzobispo de York, el joven vikingo comenzó a presentarse como un rey cristiano. Hizo propuestas de reconciliación hacia la iglesia, convirtiéndose en un generoso patrón de los monasterios y devoto de los santos ingleses. Realizó gestos públicos de expiación por las peores atrocidades de su conquista, fundando una iglesia en el lugar de la batalla de Assandun para conmemorar a los muertos y rindiendo honor a San Ælfheah, arzobispo de Canterbury, quien había sido brutalmente asesinado por un ejército danés. en 1012.

Una famosa imagen de Cnut y Emma, ​​realizada durante su vida (se muestra a la izquierda), los muestra presentando una preciosa cruz dorada a la Nueva Catedral de Winchester. Están coronados por ángeles, con Cristo, la Virgen María y San Pedro encima de ellos y los monjes abajo. La imagen muestra una pareja real ideal, devota y generosa hacia la iglesia. Al presentarse de esta manera, Cnut se hizo muy popular entre los escritores monásticos ingleses.

En el siglo XII, había muchas historias sobre su piedad, que contaban cómo presentó su propia corona a una figura de Cristo, o caminó cinco millas descalzo hasta el santuario de San Cuthbert en Durham. En Ely, se dijo que a Cnut le encantaba visitar el monasterio que compuso una canción en inglés expresando su deleite por el canto de los monjes:

Merry cantó a los monjes en Ely cuando Cnut, el rey, pasó remando.

Oigamos cantar a estos monjes.

Todo esto pulió la reputación de Cnut en fuentes medievales posteriores, en las que fue presentado como un rey cristiano ejemplar.

Pero aunque pudo haber gobernado Inglaterra pacíficamente, Cnut podría ser severo en sus otros dominios. En la segunda mitad de su reinado, expandió su imperio a Noruega, en parte sobornando a los partidarios de su principal rival, Olaf Haraldsson. Olaf, en alianza con el rey de Suecia, intentó resistir el creciente poder de Cnut en el norte y libró una batalla contra Cnut en el río Helgeå en Suecia en 1026. Pero esos intentos finalmente no tuvieron éxito, y alrededor de 1028 Noruega estaba bajo el control de Cnut. control. Envió a su primera esposa, Ælfgifu, y a su hijo Swein a gobernar en su nombre en Noruega, donde demostraron ser muy impopulares.

En el apogeo de su poder, Cnut fue rey de Inglaterra, Dinamarca, Noruega y partes de Suecia, y también pudo haber tenido cierta autoridad sobre Escocia e Irlanda, un imperio del Mar del Norte igualado por pocos gobernantes antes o después. En 1027 viajó a Roma, donde fue recibido con honor por el Papa y Conrado II, gobernante del Sacro Imperio Romano Germánico. Fue tratado como un emperador del norte y dispuso que su hija Gunnhild se casara con el hijo de Conrad. Mientras estaba en Roma, Cnut envió una carta al pueblo de Inglaterra declarando que nunca dejaría de dedicarse a “las necesidades de todo mi pueblo”.

Debido a su extenso imperio, la corte de Cnut era multilingüe hasta un punto sin precedentes en la Inglaterra anterior a la conquista. Las leyes del rey y los pronunciamientos oficiales continuaron emitiéndose en inglés, pero Cnut era un mecenas de la poesía nórdica antigua, y sus poetas también lo elogiaron como "el príncipe más grande bajo los cielos". Emma también fue mecenas de la literatura y encargó una historia latina de la conquista y el reinado de Cnut conocida como Encomium Emmae Reginae ("En alabanza a la reina Emma"). La corte de Cnut en Inglaterra era un lugar de encuentro para personas de todo su imperio y más allá, incluidos daneses, noruegos e islandeses, así como Emma y sus seguidores normandos.

Fin del dominio vikingo

Cnut murió en Shaftesbury el 12 de noviembre de 1035, probablemente no tenía más de 40 años, y fue enterrado en Old Minster en Winchester, la capital tradicional de los reyes de Wessex. Sus restos, junto con los de otros monarcas anteriores a la conquista, fueron retirados de su lugar de descanso en 1642 por soldados parlamentarios, y ahora se encuentran entre un revoltijo de huesos guardados en cofres mortuorios en la catedral de Winchester.

Después de la muerte de Cnut, la sucesión fue impugnada por los hijos de sus dos esposas. Harold Harefoot, uno de los hijos de Cnut con Ælfgifu, obtuvo el apoyo suficiente para convertirse en rey, pero murió menos de cinco años después sin un heredero. Harold fue sucedido por el hijo de Emma, ​​Harthacnut, pero él también murió joven y sin hijos en 1042.

Durante el reinado de Harthacnut, su medio hermano Edward, hijo de Emma por Æthelred, regresó a Inglaterra de un largo exilio en Normandía y, a la muerte de Harthacnut, se convirtió en rey. La línea de los reyes de Wessex había regresado al trono inglés, y Edward (más tarde conocido como el Confesor) pasó a reinar durante más de 20 años. Su madre, Emma, ​​murió en 1052, había sido esposa de dos reyes y madre de dos más, y había sobrevivido mucho tiempo a sus dos maridos.

Aunque la dinastía de Cnut se extinguió rápidamente en Inglaterra, los hombres y mujeres daneses que había ascendido continuaron influyendo en la política inglesa durante el reinado de Edward. Earl Godwin y su esposa danesa Gytha, un pariente cercano de Cnut, encabezaban una poderosa familia anglo-danesa que se enfrentó a Edward y sus partidarios normandos en la corte. En 1066, cuando Edward murió sin un heredero directo, el hijo del conde, Harold, ocupó brevemente el trono inglés, mientras que su primo, el sobrino de Cnut, Swein, gobernó en Dinamarca.

Cnut es recordado como uno de los reyes más exitosos de la historia de Inglaterra. En parte, esto se debe a la extensión de su imperio, pero también a que logró gobernar a través de los fuertes y efectivos sistemas de gobierno y ley ya establecidos en Inglaterra.

Hubo una consecuencia inesperada de la conquista de Cnut: al desestabilizar la monarquía inglesa y fortalecer los lazos de Edward con Normandía, su reinado preparó el escenario para la conquista normanda. La invasión que convirtió a Inglaterra en parte de un imperio escandinavo en 1016 condujo a otra, exactamente 50 años después, que cambió el enfoque político de Inglaterra de Escandinavia a Europa continental. Inglaterra nunca volvería a estar tan unida al mundo del norte como lo estuvo durante el reinado de Cnut.

Eleanor Parker es profesora de literatura inglesa antigua y media en Brasenose College, Oxford.


Rey Canuto Un poema de Paul Perro

Había una vez un viejo rey llamado Rey Canuto,
Y era un viejo bruto muy mandón.
¡Tráeme mi corona y date prisa! él diría,
Les dijo a todos lo que tenían que hacer durante todo el día.
Le dijo a la reina "me gusta ser el rey
Y estar a cargo de todo ".

La reina miró al rey Canuto y se rió.
Ella dijo: "No todo, no seas tonto.
No podrías ordenarle al viento que no sople,
No se podía ordenar a un árbol que no creciera.
No estás a cargo de los pájaros ni de las abejas,
El sol o la luna, los cielos o los mares.

"Oh, sí lo soy", dijo el Rey, enojándose
"¡Lo soy, lo demostraré, te mostraré quién manda!"
Llamó a los sirvientes y luego
Gritó una orden a sus hombres:
"Toma mi trono y llévalo a la playa,
Hay una lección que quiero enseñar ”.

Entonces llevaron su trono al océano
Seguido de multitudes, hubo una gran conmoción.
Canuto se sentó en el trono frente al mar
Y le habló con gran autoridad.
“Soy tu rey y doy esta orden:
Quédate donde estás, no vengas a esta arena ”

Pero el mar no escuchó al rey.
Nadie puede detener la marea.
Mientras las olas seguían avanzando por la orilla
El rey de la cara roja trató de detenerlos una vez más.
"Yo soy el Rey, debes hacer lo que te digo,
Te ordeno que regreses ahora mismo ".

Pero las olas aún llegaban, hasta sus pies.
Canuto suspiró con tristeza, admitiendo la derrota.
Se enfrentó a la reina y dijo: "Ganaste la apuesta
Y tengo mis zapatillas reales mojadas.
Hice lo mejor que pude, pero no, me quedé corto.
Supongo que no soy tan poderoso como pensaba ".


Contenido

En el verano de 1015, la flota de Canuto zarpó hacia Inglaterra con un ejército danés de tal vez 10.000 en 200 barcos largos. [4] Cnut estaba a la cabeza de una serie de vikingos de toda Escandinavia. La fuerza de invasión iba a estar en una guerra a menudo estrecha y espeluznante con los ingleses durante los siguientes catorce meses. Prácticamente todas las batallas se libraron contra el hijo de Aethelred, Edmund Ironside.

Después de ascender al trono en 1016, Canuto ejecutó a muchos de los seguidores de Edmund para que su corona estuviera a salvo.

Canuto, cristiano, tenía dos esposas. Su primera esposa, o quizás concubina, se llamaba Ælfgifu. Ella era una esposa firme, lo que significa que el matrimonio se hizo uniendo las manos, no mediante una ceremonia en la iglesia. Esto era legal en ese momento. Ella se convirtió en su reina del norte.

Su segunda esposa fue Emma de Normandía, también llamada Ælfgifu en inglés antiguo. Su boda fue una boda cristiana. La mantuvieron en el sur, con una finca en Exeter.

Ambas esposas tuvieron hijos que se convirtieron en reyes de Inglaterra. Canuto mantuvo dulce a la Iglesia con muchos dones.

Edición del problema

Hay una historia de que Canuto se sentó en su trono y ordenó al mar que retrocediera. No sabemos si esto sucedió realmente. Parece provenir de Henry de Huntington (c. 1088 - c. 1154). [5] Lo relata de la siguiente manera:

Cuando el rey Cnute reinó durante veinte años, dejó esta vida en Shaftesbury y fue enterrado en Winchester, en Old Minster. Deben dedicarse unas pocas palabras al poder de este rey. Antes de él, nunca había habido en Inglaterra un rey de tan gran autoridad. Fue el señor de toda Dinamarca, de toda Inglaterra, de toda Noruega y también de Escocia. Además de las muchas guerras en las que fue más particularmente ilustre, realizó tres hazañas hermosas y magníficas. La tercera, que cuando estaba en la cúspide de su ascendencia, ordenó que su silla fuera colocada en la orilla del mar cuando subía la marea. Luego le dijo a la marea que subía: 'Tú estás sujeto a mí, como la tierra en la que yo estoy sentado es mío, y nadie se ha resistido a mi señorío con impunidad. Por lo tanto, te ordeno que no subas a mi tierra, ni presumas de mojar la ropa o los miembros de tu amo. Pero el mar subió como de costumbre e irrespetuosamente empapó los pies y las espinillas del rey. Así que, saltando hacia atrás, el rey gritó: 'Que todo el mundo sepa que el poder de los reyes es vacío y sin valor, y que no hay rey ​​digno de ese nombre. sálvese a aquel por cuya voluntad el cielo, la tierra y el mar obedecen las leyes eternas '. A partir de entonces, el rey Cnut nunca usó la corona de oro en su cuello, sino que la colocó sobre la imagen del Señor crucificado, en eterna alabanza a Dios, el gran rey. Por cuya misericordia el alma del rey Cnut pueda descansar ".


Canuto y las olas: una historia incomprendida

Canuto el Grande (985/95 a 1035) fue el gobernante más exitoso del período anglosajón. En el apogeo de su poder fue rey de Inglaterra, Dinamarca, Noruega, partes de Suecia y señor supremo de Escocia. He put an end to Viking attacks on Britain and paid off the standing army, thus abolishing the enormous taxes which had been used to pay them. He reinstated the rules of King Edgar, an earlier, well-respected English king, and attended the coronation in Rome of the Emperor Conrad II, resulting in his reputation as a true partner to Europe. His achievements all but forgotten, Canute is now mainly known for a single misinterpreted story: Canute and the Waves.

(Image: Wikipedia)

The story originated with Henry of Huntingdon (1088 to 1157) in his Historia Anglorum – History of the English People, an historical account commissioned by the Bishop of Lincoln.

Most are familiar with the beginning of the story: King Canute, being an arrogant ruler, had his throne placed on the banks of the Thames, waiting for the tide to come in. As the tide rose, Canute stood and held out his hand, demanding that the waves recede.

“With the greatest vigor he commanded that his chair should be set on the shore, when the tide began to rise. And then he spoke to the rising sea saying “You are part of my dominion, and the ground that I am seated upon is mine, nor has anyone disobeyed my orders with impunity. Therefore, I order you not to rise onto my land, nor to wet the clothes or body of your Lord.”
(Henry of Huntingdon, Historia Anglorum)

El problema

Most people’s understanding of the story stops here the tale is often used as an example of an arrogant king performing a foolish act. However there’s more to the story.

“But the sea carried on rising as usual without any reverence for his person, and soaked his feet and legs. Then he moving away said: “All the inhabitants of the world should know that the power of kings is vain and trivial, and that none is worthy of the name of king but He whose command the heaven, earth and sea obey by eternal laws”.
(Henry of Huntingdon, Historia Anglorum)

Rather than a tale telling of a king’s hubris, the story actually celebrates Canute’s good sense and Christian piety.

Still Getting it Wrong

For centuries the misrepresentation of this story has perpetuated, right to the present day. Professor Simon Keynes of the department of Anglo-Saxon, Norse and Celtic at the University of Cambridge, quoted by BBC News, has this to say:

“It is often used about politicians who consider themselves so powerful they can stop the tide of something, such as rising wages – as arrogant as King Canute,” says Prof Keynes, who says he used to collect examples from the newspapers of those so-called Canute moments. Everyone always gets it wrong. Every now and then someone points out that the reference is wrong, but commentators continue to do it and historians such as myself wince. The story is intended to illustrate his piety – a prominent feature in his kingship,” he says. “He knows his power is nothing besides that of God.”
(Westcott, Katheryn. “Is King Canute Misunderstood?” BBC News, May 2011.)

In 2005 the misunderstood story was used to criticise the New Orleans city council’s response to Hurricane Katrina. It was also used as late as 2014 to describe Britain’s reaction to the Ukraine crisis. A quick internet search is revealing.

It’s more interesting and engaging to tell a story about an arrogant historical king than a boring pious one. And obviously Canute the Proud and Foolish makes for a better comparison than Canute the Reasonable in any political arena.

The Northern Queen – Re-release: November 2018

The Mortecarni (Historical Horror) – Available in USA, UK, and Canada

Revelation (Historical Horror) – Available inUSA, UK, and Canada


What happened to King Canute [closed]

Want to improve this question? Update the question so it's on-topic for English Language & Usage Stack Exchange.

I was watching Downton Abbey season 4 episode 2.

The conversation goes like this:

Violet Crawley: Now I asked Branson to come here because I have an idea.
Mary Crawley: Granny, you must call him Tom.
Violet Crawley: I thought I could call him Branson again now that he's the agent.
Mary Crawley: Well, you can't.
Tom Branson: I don't mind.
Violet Crawley: No. I see I'm beaten but, oh, how I sympathise with King Canute.

Tom Branson was initially the family chauffeur, so was called Branson. Later he married Mary's sister Sybil, so Violet had to address him "Tom" as a family member.

Tom became the estate agent helping Mary's husband Matthew. Both Sybil and Matthew died before this conversion. In a sense Tom is again "working for" the family, so grandma Violet was trying to call him Branson again.


The Mystery Of The Ancient Viking Burial Textiles

Danish researchers were intrigued by the Viking burial textiles they found in the two reliquaries. They were clearly very ancient, but it was not known how old they were, or if they indeed were placed there at the time of the enshrinement of Canute and his brother. It was hoped that by carrying out tests on these textiles they would learn more about the original burial of the king and the history of the reliquaries themselves.

The Eagle Silk blanket textile, woven with a fine weaving technique developed in Persia. The original colors were dark blue, dyed with woad and indigo, and red, dyed with madder and sappanwood. ( The National Museum of Denmark )

The reliquaries were undisturbed until Denmark converted to the Protestant religion during the Reformation. It appears that the silver and gold that once adorned the caskets were stripped away in the 16 th century, to pay for the king’s mercenaries. The relics and reliquaries were later put on display in the 1930s.

“First, the authenticity and the dating of the textiles was investigated,” according to Heritage Science Journal . These would have been very valuable, and they were in remarkable condition. Eureka Alert quotes Kaare Lund Rasmussen from the University of Southern Denmark: “that the king's precious textiles have been stolen at some point after AD 1582.” The specialists confirmed that the silks found in the Canute reliquary were originally from the reliquary of his brother and were placed there at a later date. Rasmussen told Eureka Alert that the textiles “are exquisite and beautiful, but King Canute's textiles must have been even more exquisite.”


King Canute (Knut)

[Ed. The author spells the king's name Knut, though he is more commonly known to history as Cnut or Canute.]

At the moment when Knut made himself king of England his character appeared to be that of a bloodthirsty and treacherous tyrant. His Christi­anity was exceedingly fresh, since his father, Sweyn, had been savagely hostile to a faith of which he had some superstitious dread.

But once on the throne the young king curbed his barbaric instincts only once in his later years did he allow anger to lead him to a foul crime, the sacrilegious murder of his cousin, Jarl Ulf. We may be in doubt how far his merits were due to policy and how far to a regenerate spirit, but their effect was entirely beneficial to England.

Edwy's murder
At the first Knut found an excuse for killing Edwy, the full brother of Edmund Ironside. He did not venture on the murder of Edmund's children whom he sent out of the country to Olaf, King of Sweden, who in turn passed the boys on to Stephen of Hungary, who brought them up. One of them became the father of Edgar the Atheling, of whom we shall hear again.

Marriage to Emma
Next, Knut married Emma of Normandy, the second wife and now the widow of AEthelred, although she was several years older than he. Possibly she may have learnt to detest AEthelred so thoroughly that she was willing to have the two sons she had borne to him overlooked at any rate she left them to be bred up in Normandy, and accepted the hand of the Danish king of England on condition that if she had a son by him that son should be his heir.

Knut had not succeeded to the Danish throne, as he had an elder brother, Harald but Harald's early death made him king of Denmark as well as of England and in the course of his reign he also recovered Norway, which his father had won from Olaf Tryggveson, but which had broken away from Harald, and was ruled by another not less famous Olaf "the Thick," a stout warrior and energetic Christian, who was ultimately canonised.

Thus Knut was in his day the lord of a Scandinavian empire - the first king of England with a great continental dominion, though there were many after him. But, as happened often enough in early days, the empire depended upon the man who had made it, and broke up as soon as he himself was gone.

But Knut the politic meant England to be the basis of his empire and he resolved to depend not on 'a tributary state' but on a loyal nation. Therefore after he had once made the weight of his hand and the firmness of his seat to be thoroughly felt, he set himself to the good governance of his realm. The traitors who had sought to curry favour with him by false dealing with Edmund met the stern doom they deserved.

The king levied a tremendous ransom from the country in his first year but he used it to pay off the Danish host and sent it home, retaining only forty ships, whose crews provided his own huscarles [housecarls] or bodyguard. Nor did he rob his English subjects to provide land for his Danish followers, though for a very few of them he found sufficient provision in the forfeited estates of the traitors.

Knut's Earldoms
As, in later days, Norman kings pledged themselves to observe the "good laws of King Edward the Confessor," so Knut pledged himself to observe the good laws of King Edgar. But perhaps the most important change which he introduced was the principle of dividing the country into great earldoms, provinces much larger than the old ealdormanships.

Although the smaller earldoms were not abolished, the four or five great earls were magnates with much more power than had even been possessed by single ealdorman. Especially notable among the new earls was Godwin, a Saxon of apparently obscure lineage, whom Knut wedded to a kinswoman of his own, and to whom he presently transferred the earldom of Wessex, which at first he had retained in his own hands.

Knut is the subject of much picturesque anecdote which is too familiar for repetition here. His rule was strong, firm, and just, and the country prospered but the events of most lasting importance connected with it belong also to the history of Scotland.

Cnut and Malcolm II of Strathclyde
The Scots king, Kenneth, together with his kinsman, the king of Strathclyde, was in that crew of kings who rowed King Edgar on the Dee but his successor, Malcolm II, recognised no allegiance to AEthelred the Redeless. In one great raid upon Bernicia he had been beaten off with heavy loss, in 1006 but one of Knut's early misdeeds was the slaying of Earl Uhtred of Northumbria, who had been the victor in that battle.

In 1018 Malcolm again came down on Bernicia and won an overwhelming victory at Carham, the result of which was that Uhtred's brother Eadwulf ceded to him all Lothian that is to say, Bernicia between the Tweed and the Forth and from this time the Tweed formed the Scottish border. That fact was not altered by a northern expedition of Knut's, on which occasion Malcolm declined to fight and made submission, but retained Lothian. The submission, of course, counted precisely as long as a king of England was able to enforce it.

A History of Britain

This article is excerpted from the book, 'A History of the British Nation', by AD Innes, published in 1912 by TC & EC Jack, London. I picked up this delightful tome at a second-hand bookstore in Calgary, Canada, some years ago. Since it is now more than 70 years since Mr Innes's death in 1938, we are able to share the complete text of this book with Britain Express readers. Some of the author's views may be controversial by modern standards, particularly his attitudes towards other cultures and races, but it is worth reading as a period piece of British attitudes at the time of writing.


Ver el vídeo: Canuto de Dinamarca, el Rey que quiso gobernar la marea (Diciembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos