Nuevo

Se publica "Dreams from My Father" de Barack Obama

Se publica


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 18 de julio de 1995, Sueños de mi padre: una historia de raza y herencia, se publica una memoria de un profesor de derecho poco conocido llamado Barack Obama. Obama escribió el libro antes de entrar en política; 13 años después de su publicación, fue elegido el 44º presidente de Estados Unidos.

Sueños de mi padre cuenta la historia de la familia de Obama: nació en Hawai en 1961 de una madre blanca de Kansas y un padre negro de Kenia. El libro es también, como escribe Obama en la introducción, "la búsqueda de un niño por su padre y, a través de eso, una búsqueda de un significado viable para su vida como un estadounidense negro". Obama describe su adolescencia en Hawai, donde fue criado por sus abuelos blancos; sus años posteriores a la universidad como organizador comunitario en Chicago; y una visita que hizo a Kenia cuando era joven para encontrarse con sus parientes africanos tras la muerte de su padre en 1982, a quien había visto solo una vez después del divorcio de sus padres cuando él tenía 2 años.

Después de ser elegido el primer presidente negro de la influyente Harvard Law Review en 1990, mientras estaba en su segundo año de la facultad de derecho, Obama fue contactado por un agente literario que finalmente le consiguió un anticipo de 40.000 dólares para escribir lo que se convertiría en Sueños de mi padre. Cuando se publicó el libro en 1995, Obama era profesor de derecho en la Universidad de Chicago y aún no se había convertido en el centro de atención nacional. El libro recibió críticas favorables; sin embargo, vendió unas modestas 8.000 a 9.000 copias de tapa dura y se agotó en varios años.

Un año después de la publicación del libro, Obama fue elegido para el Senado del Estado de Illinois, su primera incursión en la política. En marzo de 2004, saltó a la fama nacional al ganar las primarias demócratas del Senado de los Estados Unidos en Illinois. La publicidad generada por su victoria llevó a un editor a reeditar Sueños de mi padre en el verano de 2004. Impulsado por su discurso de apertura bien recibido en la Convención Nacional Demócrata en julio, y su abrumadora elección al Senado de los Estados Unidos en noviembre del mismo año, Sueños de mi padre se convirtió en un best-seller. Los críticos elogiaron el libro por su elocuencia y franqueza.

En octubre de 2006, Obama, entonces senador de Estados Unidos, publicó su segundo libro, La audacia de la esperanza: pensamientos sobre la recuperación de Estados Unidos. Como su primer libro, La audacia de la esperanza se convirtió en un éxito de ventas, y Obama atrajo multitudes en las firmas de libros a medida que aumentaba la especulación sobre si buscaría la presidencia. En febrero de 2007, Obama anunció que se postularía para la Casa Blanca. Cuando se le preguntó acerca de Sueños de mi padre mientras estaba en la campaña electoral en 2008, le dijo a The New York Times que “ni siquiera estaba pensando en las consecuencias políticas cuando escribió las memorias. De hecho, dijo, un editor le advirtió en ese entonces que sus referencias al consumo de drogas podrían volver a atormentarlo, si alguna vez llegaba a ser nominado para la Corte Suprema ”.


Al igual que su autor, las primeras memorias de Barack Obama desafían la categorización fácil. En algunas tiendas, está guardado con autobiografías, mientras que otras lo colocan en la historia afroamericana. Por supuesto, ahora es simplemente americano historia. Publicado por primera vez en 1995, es una de las pocas memorias presidenciales escritas antes de que el tema se cargara con la timidez de un hombre que aspira al puesto más alto de la nación, o la finalización de una presidencia, cuando cada palabra está sujeta a la tinte de retrospectiva política.

Pero incluso si Obama no hubiera terminado en la Casa Blanca, Sueños de mi padre seguiría siendo una historia estadounidense convincente y bellamente escrita sobre el hijo de un hombre negro y una mujer blanca, su búsqueda de su padre africano y cómo encontró un & # 8220 significado viable para su vida como un americano negro. & # 8221 It & # 8217 es un retrato de un hombre que rompe los moldes pero venera las reglas. Vemos la audacia de alguien que podría dejar una carrera como analista financiero bien pagado en la ciudad de Nueva York por un trabajo de organizador comunitario mal pagado y a menudo frustrante en Chicago. Pero también tenemos una idea del otro lado más pasivo de Obama, el tipo que consiguió un contrato para escribir un libro sobre la raza mientras aún estaba en la Facultad de Derecho de Harvard y que luego eligió convertirse en académico en lugar de activista: un profesor de derecho constitucional, en lugar de, digamos, un abogado de derechos civiles. Al final, ya sea que lea este libro a través del prisma de la política o como un cuento sobre la mayoría de edad, es importante y esclarecedor.


Reseñas de libros

El capítulo uno es muy poderoso, la idea de un hombre africano casado con una mujer blanca en los Estados Unidos en los años 50 es increíble. Las descripciones de las cosas feas que se dijeron fueron dolorosas para mí. Cuando llegaron a Hawai, respiré una señal de alivio. Crecí en Hawai y entonces, como ahora, teníamos todos los colores de personas que uno pueda imaginar, aunque en aquellos días había muchos menos blancos que hoy. Luego, su madre conoce a otro hombre en la universidad, se casa con Lolo y se van a Indonesia. Disfruté el capítulo dos donde Lolo le enseña a boxear. Hay una discusión sobre un hombre que fue asesinado porque era débil, eso debe haber dejado una impresión muy fuerte en el señor Obama, ¡es mejor ser fuerte! El autor pasa de un tema a otro muy rápidamente, un minuto se ve obligado a hacer estudios adicionales, al siguiente recibe puntos de una lesión jugando. En el capítulo tres estamos de vuelta en Hawaii y en la escuela a la edad de diez años en Punahou fui a la escuela pública, Punahou era para niños privilegiados. Cuando llegué al capítulo cinco, estaba considerando dejar el libro, me doy cuenta de que tenemos que hablar sobre nuestros antecedentes para ayudar a la gente a saber quiénes somos, pero se estaba volviendo aburrido. Había una línea poderosa en el capítulo cinco, fue la única razón por la que leí el capítulo seis:

Mi identidad podría comenzar con el hecho de mi cara, pero no pudo, no pudo terminar allí.

El capítulo seis fue confuso, en un momento escribe que su padre había muerto y luego habla de haberlo visto en la cárcel. Afortunadamente, llegamos a la segunda parte del libro, con suerte, será más fuerte. El encabezado dice Chicago, pero todavía estamos en Nueva York y la discusión parece estar organizando a la gente por los derechos civiles. Al final del capítulo vamos a Chicago. Otra línea que creo que es importante para entender que el autor aparece en el capítulo ocho cuando se está cortando el pelo:

Sin embargo, la historia de CHA es genial, como gran parte del libro, un poco triste. Se queda en una historia por páginas en lugar de unos pocos párrafos, puedes sentir la emoción y la inversión. Me alegro de no haber dejado el libro después del capítulo seis. La sección final del libro está de vuelta en África. Obama pinta muy bien el panorama, no dramatiza demasiado los problemas, pero tiene una gran capacidad de observación y se puede ver un presagio de los problemas actuales de hoy. El libro termina mejor de lo que comienza, eso es seguro. Obama fue muy generoso al dejar entrar a tantos extraños en su espacio mental. Supongo que la pregunta de los 64.000 dólares es si es más o menos probable que un lector vote por él después de leer el libro. Hablando solo por mí mismo, no lo sé, pero ciertamente siento que conozco mejor a "Barry" (tienes que leer el libro para entenderlo). Escondido en la parte posterior del libro hay un extracto de otro de sus libros, The Audacity of Hope, cerraré con una excepción:


2. Autobiografía, memoria, historia familiar o algo más

8 El título de la autobiografía de Obama, Sueños de mi padre, anuncia una perspectiva intergeneracional que implica tanto la transmisión de sueños de padre a hijo como la búsqueda del hijo del pasado de su padre. Esta doble perspectiva se enfatiza aún más con el subtítulo, Una historia de raza y herencia, que conecta la búsqueda de Obama de su padre keniano, que dejó a la familia cuando su hijo tenía dos años, a quien Obama solo vio una vez durante unas semanas cuando tenía diez, y que murió cuando Obama tenía veintiuno, con la búsqueda de una narrativa viable de su vida, en busca de una forma de dar sentido a su herencia transatlántica.10 Los elementos integrales de esta búsqueda son temas centrales de las letras afroamericanas: la búsqueda del autodescubrimiento frente a las construcciones sociales de la raza la búsqueda de ancestros, los significados del hogar y el poder de los sueños en la lucha por la igualdad racial. En palabras de Cornel West: “¿Cuál es mi relación con mi herencia africana…? ¿Cómo entiendo mi tradición afroamericana y mi sensación de falta de hogar en Estados Unidos? " (x) .11

9 En su introducción a la edición de 1995, Obama establece una conexión entre la inusual historia de su vida y el complejo estatus genérico de su narrativa como “autobiografía, memorias, historia familiar u otra cosa” (xvii). Las categorías y etiquetas, al parecer, siempre son aplicadas por otros y rara vez describen una experiencia interna: "Cualquiera que sea la etiqueta que se adjunta a este libro ... lo que he intentado hacer es escribir un relato honesto de una provincia en particular de mi vida". (xvii). Su historia, escribe Obama, difiere de lo que él considera la autobiografía o las memorias típicas. El libro es "un registro de un viaje interior personal: la búsqueda de un niño por su padre y, a través de esa búsqueda, un significado viable para su vida como un estadounidense negro". . " Él continúa:

Una autobiografía promete hazañas dignas de ser registradas, conversaciones con personajes famosos, un papel central en eventos importantes. No hay nada de eso aquí. Como mínimo, una autobiografía implica un resumen, un cierto cierre, que difícilmente conviene a alguien de mis años, todavía ocupado trazando su camino por el mundo. Ni siquiera puedo sostener mi experiencia como representativa de alguna manera de la experiencia afroamericana. (xvi)

10 Este pasaje pone en primer plano la conciencia de la escritura personal como un acto de autocreación. “Él también tendrá que inventarse a sí mismo” (428), escribe Obama sobre su padre cuando era un niño y soñaba con vivir en Estados Unidos, pero bien podría estar hablando de sí mismo. El intelectual negro moderno, como sugiere Ross Posnock, es una figura pública en la vida estadounidense que rara vez fundar pero mas a menudo hecha (cf. 1-2) la “negrura” es algo que debe lograrse, y no simplemente heredarse, como ha ilustrado Algernon Austin12.

11 El proyecto de darle sentido a su vida mueve a Obama hacia un problema pernicioso: el problema de la raza, que Du Bois anunció que sería los problema del siglo XX (cf. Almas 100) y que ha dado forma a la literatura afroamericana desde sus inicios. La historia de la vida de Obama puede no ser "representativa de la experiencia de los negros estadounidenses", pero debe aceptar esta experiencia histórica, y especialmente la literatura que ha expresado las muchas y a menudo contradictorias facetas de esta experiencia, para que el narrador tenga sentido. de su propia experiencia. Esto aplica a Sueños de mi padre así como a las presentaciones posteriores de Obama de la historia de su vida, por ejemplo en su discurso en la Convención Nacional Demócrata en 2004. Aquí, trató de establecer una conexión entre su historia familiar y la esclavitud estadounidense acreditando a su abuelo, a quien describió como “ un cocinero, un sirviente doméstico de los británicos ”, con tener“ sueños más grandes ”para su hijo, el padre de Obama (“ Keynote ”98). En el contexto de los debates sobre la "negritud" de Obama, ya sea que fuera "lo suficientemente negro" o "demasiado negro" para un candidato presidencial, la referencia a la vida de su abuelo como sirviente es importante porque le permite reclamar una historia familiar de servidumbre a pesar de que no tiene antepasados ​​esclavos. Stanley Crouch, por ejemplo, escribiendo en el Noticias diarias de Nueva York ("Lo que Obama no es: negro como yo"), insistió en el hecho de que Obama "no comparte una herencia con la mayoría de los estadounidenses negros, que son descendientes de esclavos de las plantaciones" 13. "Yoes literarios y la voluntad de hablar autobiográficamente que ha impulsado la literatura afroamericana desde los primeros días de las narrativas de esclavos, y es la inversión consciente de Obama en la literatura afroamericana lo que le permite proponer una comprensión más matizada de la pertenencia racial que Crouch y otros han abogado.14


Sueños de mi padre: una historia de raza y herencia

Nueve años antes de la campaña del Senado que lo convirtió en una de las voces más influyentes y convincentes en la política estadounidense, Barack Obama publicó estas memorias líricas, poco sentimentales y poderosamente conmovedoras, que se convirtieron en un bestseller número uno del New York Times cuando se reeditó en 2004. Sueños de mi padre cuenta la historia de la lucha de Obama por comprender las fuerzas que lo moldearon como hijo de un padre negro africano y una madre estadounidense blanca, una lucha que lo lleva desde el corazón de Estados Unidos hasta el hogar ancestral de su tía abuela en la pequeña aldea africana de Alego.

Obama abre su historia en Nueva York, donde se entera de que su padre, una figura que conoce más como mito que como hombre, murió en un accidente automovilístico. La noticia desencadena una cadena de recuerdos mientras Barack vuelve sobre la historia inusual de su familia: la migración de la familia de su madre desde el pequeño pueblo de Kansas a las islas hawaianas, el amor que se desarrolla entre su madre y un joven estudiante keniano prometedor, un amor alimentado por la inocencia juvenil. y el espíritu integracionista de principios de los sesenta, la partida de su padre de Hawai cuando Barack tenía dos años, cuando las realidades de la raza y el poder se reafirman y el propio despertar de Barack a los miedos y dudas que existen no solo entre los grandes mundos blanco y negro, sino también dentro de él. .

Impulsado por el deseo de comprender las fuerzas que le dieron forma a él y al legado de su padre, Barack se traslada a Chicago para trabajar como organizador comunitario. Allí, en el contexto de un tumultuoso conflicto político y racial, trabaja para hacer retroceder la creciente desesperación del centro de la ciudad. Su historia se vuelve una con la de las personas con las que trabaja a medida que aprende sobre el valor de la comunidad, la necesidad de curar viejas heridas y la posibilidad de la fe en medio de la adversidad.

El viaje de Barack cierra el círculo en Kenia, donde finalmente conoce el lado africano de su familia y se enfrenta a la amarga verdad de la vida de su padre. Viajando a través de un país asolado por la pobreza brutal y los conflictos tribales, pero cuya gente es sostenida por un espíritu de resistencia y esperanza, Barack descubre que está ineludiblemente unido a hermanos y hermanas que viven a un océano de distancia, y que al abrazar sus luchas comunes él puede reconciliar finalmente su herencia dividida.

Una meditación de búsqueda sobre el significado de la identidad en América, Sueños de mi padre podría ser el retrato más revelador que tenemos de un importante líder estadounidense: un hombre que está desempeñando, y desempeñará, un papel cada vez más destacado en la curación de una nación fragmentada y rebelde.

En la fotografía de la izquierda en la portada: Habiba Akumu Hussein y Barack Obama, Sr. (la abuela paterna del presidente Obama y su padre cuando era niño). En la fotografía de la derecha en la portada: Stanley Dunham y Ann Dunham (abuelo materno del presidente Obama y su madre cuando era niña).


Sueños de mi padre: una historia de raza y herencia

A medida que se acerca el Súper Martes y tratamos de separar las promesas vacías y los movimientos estratégicos de los pensamientos y metas reales, no podría haber leído un libro mejor que Dreams From My Father.

He aquí por qué: aunque no me di cuenta cuando lo tomé, Obama escribió este libro hace más de diez años, cuando acababa de terminar sus estudios de derecho y mucho antes de que se preocupara por lo que la gente quería escuchar. Creo que es una excelente manera de "conocer" al candidato fuera de los medios, la publicidad y la confusión. A medida que se acerca el Súper Martes y tratamos de separar las promesas vacías y los movimientos estratégicos de los pensamientos y objetivos reales y reales, No podría haber leído un libro mejor que Dreams From My Father.

He aquí por qué: aunque no me di cuenta cuando lo tomé, Obama escribió este libro hace más de diez años, cuando acababa de salir de la facultad de derecho y mucho antes de que se preocupara por lo que la gente quería escuchar. Creo que es una excelente manera de "conocer" al candidato fuera de los medios de comunicación, el bombo publicitario y la confusión que conlleva una candidatura presidencial.

El libro sigue a Barack a través de su infancia en Hawái e Indonesia, su trabajo comunitario en Chicago y su viaje para conocer a la familia de su padre en Kenia. En el camino, tiene que aceptar la muerte de su padre ausente, haber sido criado principalmente por sus abuelos blancos (no se oye mucho sobre esto) y aprender a ser un organizador comunitario en el centro de la ciudad de Chicago.

Lo que más me sorprendió del libro fue ver a Obama 1) resolver problemas y 2) analizar ambos lados de un tema. Estos dos rasgos se manifiestan de dos maneras diferentes en el libro: en situaciones personales (cómo llega a comprender y aceptar a su padre atribulado y su ascendencia keniana) y en situaciones políticas (cómo llega a comprender los problemas profundos y de larga data que enfrenta). los pobres urbanos).

Hubiera sido muy, muy fácil tener chicos malos en este libro. Malvados funcionarios gubernamentales de alto rango que impiden que los centros comunitarios y los trabajos lleguen a los pobres de Chicago. Su padre adúltero y alcohólico que parecía abandonar a sus seres queridos a cada paso. Pero Barack piensa en estas simples categorías binarias buenas / malas y va mucho más allá de ellas. Se esfuerza constantemente por 1) comprender las situaciones desde todos los puntos de vista y 2) pensar en una solución.Tiene una asombrosa habilidad para alejarse de las emociones de un problema y luego eliminarlo sistemáticamente. Él entiende muy bien que tienes que saber por qué las cosas son como están antes de desarrollar un plan sobre cómo arreglarlas.

El mejor ejemplo de esto podría ser su trabajo en Chicago. Aunque es inaudito que alguien critique a los ministros negros que organizan las comunidades negras urbanas en Chicago, Obama rápidamente comenzó a comprender los enormes problemas que surgen con el activismo basado en la iglesia en las comunidades negras. Las iglesias rara vez trabajarían juntas para resolver problemas más grandes y los ministros rara vez harían más que predicar (que, para ser justos, es su trabajo). La acción que debería haber seguido a un sermón simplemente no estaba organizada. Debido a que muchos líderes negros eran ministros, muchos líderes negros también, esencialmente, solo hablaban. Lo que siguió fueron tres años de trabajo en los que Obama no solo dio pasos importantes e innovadores en Chicago, sino que también aprendió cómo inspirar a individuos y pequeños grupos a la acción.

También me impresionó lo que Barack Obama no dejó fuera del libro. Cometió muchos errores, lidia con mucha ira y no tiene éxito en todo. Aún así, no solo puede verlo aprendiendo de sus errores, sino también aplicando esas lecciones inmediatamente a su próximo desafío.

El libro, como lectura más general, también fue bueno. La escritura no fue estelar (algo que Obama se apresura a señalar en el avance de la reimpresión), pero fue mucho mejor de lo que cabría esperar de alguien que no es principalmente un escritor. Ver la lucha interior de una persona birracial que crecía en los Estados Unidos de los años 60 y 70 también fue realmente fascinante.

Hay muchos candidatos excelentes en las próximas elecciones y me siento optimista sobre más de dos de ellos. Pero especialmente después de leer este libro, mis dudas sobre la falta de experiencia de Obama desaparecieron. Tiene algo que triunfa sobre años en Washington: un juicio estelar y una habilidad casi inquietante para ponerse en el lugar de otra persona y comprender ambos lados de un problema. Más que eso, su capacidad para inspirar a las personas a actuar es algo de lo que Estados Unidos realmente podría beneficiarse. Incluso se puede ver en su campaña: gente corriente dando un paso al frente y actuando, incluso si nunca antes han estado involucrados en política.

Sé que después de leer su libro, doné a una campaña política por primera vez en mi vida. Él es nada menos que inspirador.
. más

Audio libro. leído por Barack Obama
Un viejo pero bueno:
Fue maravilloso escuchar a Obama. Es tan cordial. y.
. ordinario y extraordinario!

Me encantaba especialmente cuando Obama hablaba de su madre. Me reí cuando "mamá" obligó a Obama a desayunar todos los días antes de la escuela, y Obama puso los ojos en blanco como si fuera una tortura (me identifiqué, hice todo lo que pude para evitar desayunar cuando era niño). pero donde mi madre simplemente se rindió y volvió a la cama: el audiolibro de la madre de Obama. leído por Barack Obama
Un viejo pero bueno:
Fue maravilloso escuchar a Obama. Es tan cordial. y.
. ordinario y extraordinario!

Me encantó especialmente cuando Obama habló de su madre. Me reí cuando "mamá" obligó a Obama a desayunar todos los días antes de la escuela, y Obama puso los ojos en blanco como si fuera una tortura (me identifiqué, hice todo lo que pude para evitar desayunar cuando era niño). pero donde mi madre simplemente se rindió y volvió a la cama, la madre de Obama le echó el mal de ojo y le hizo comer y dijo. "Escucha Buster, tampoco es un picnic para mí".

Al principio de este audiolibro, que se ha actualizado desde que se escribió por primera vez. Obama dice que si hubiera escrito este libro hoy, "puede haber escrito todo sobre su madre". No pasa un día sin que él la extrañe.
La madre de Obama es una mujer que me hubiera gustado conocer. Era una mujer excepcional, y no es casualidad que haya criado a un hijo brillante. Ella tomó su trabajo como una paternidad tan en serio como cualquier padre.
. ella siempre estaba enseñando. acerca de la integridad, la moral, la honestidad, la justicia, la conversación directa, el pensamiento independiente, la seguridad, los hábitos saludables y el valor de una buena educación.
Era común que la madre de Obama dejara de hacer lo que estaban haciendo y decía cosas como esta:
"Si vas a convertirte en un ser humano decente, necesitarás algunos valores". Ella creía que las personas reflexivas podían moldear su propio destino, no era una persona religiosa, pero tenía buen sentido común.

Fue a través de la madre de Obama donde aprendió sobre los valores de su padre ausente.
No importa cuán pobre fuera su padre, (le dice su madre a Obama), era un hombre íntegro. Obama fue criado para heredar las mejores características de su padre.

Aleluya. Obama dijo que no tenía más remedio que ser un hombre moral decente, estaba en sus genes.

¡Oh, cuánto extraño que Obama sea nuestro presidente!

Con Barack Obama postulándose para presidente, pensé que sería una buena idea echar un vistazo a quién era este candidato. Otro amigo me había advertido (que no era un partidario de Obama, debo señalar) que estaba mal escrito y su mensaje no era claro. Esto me dejó un poco perplejo ya que eso había sido contrario a lo que parecía que todos habían estado diciendo.

Bueno, yo, por otro lado, encontré una lectura completamente absorbente. Es una historia interesante y bien escrita. Ojalá todos pudieran leerlo. Con Barack Obama postulándose para presidente, pensé que sería una buena idea echar un vistazo a quién era este candidato. Otro amigo me había advertido (que no era un partidario de Obama, debo señalar) que estaba mal escrito y su mensaje no era claro. Esto me dejó un poco perplejo ya que eso había sido contrario a lo que parecía que todos habían estado diciendo.

Bueno, yo, por otro lado, encontré una lectura completamente absorbente. Está bien escrito y es una historia interesante. Ojalá todos pudieran leerlo, hay tantos malentendidos sobre la vida de Barack. Si bien estoy seguro de que hay partes que han sido cambiadas, dramatizadas, cambiadas, el tema detrás de los eventos que narra Barack es evidente. Es la historia de un niño que intenta comprender quién es, reconciliarse con el hecho de que se ve innegablemente diferente a su madre y sus abuelos, para hacer frente a la figura misteriosa y ausente que es su padre.

El libro proporciona una mejor comprensión no solo de la vida de Barack Obama, sino una mayor comprensión de quién es Barack Obama y por qué es como es. Este libro, por supuesto, solo presenta un lado de quién es Barack Obama, y ​​el lado que Obama presenta él mismo. Entonces, como con todas las autobiografías, lo tomé con un grano de sal. Pero después de leerlo, le tenía mucho más respeto. trabajó durante años como organizador comunitario, y no fue hasta que leí su libro que me di cuenta de lo duro que era ese trabajo.

Barack Obama ha llevado una vida que nadie más podría entender realmente, pero con la que todos pueden identificarse de alguna manera. Sé que uno de los argumentos en su contra como presidente es que no tiene mucha experiencia en el cargo, pero después de leer este libro, uno podría argumentar que tiene mucha experiencia en áreas mucho más importantes que le servirían mejor si fue elegido. . más

Sueños de mi padre: una historia de raza y herencia, Barack Obama

Dreams from My Father: A Story of Race and Inheritance (1995) es un libro de memorias de Barack Obama, quien fue elegido presidente de los Estados Unidos en 2008. El libro de memorias explora los eventos de Obama y apóstoles en sus primeros años en Honolulu y Chicago hasta su ingreso en la facultad de derecho. en 1988. Obama publicó las memorias en julio de 1995, cuando comenzaba su campaña política para el Senado de Illinois. Había sido elegido como el primer presidente afroamericano de Har Dreams From My Father: A Story of Race and Inheritance, Barack Obama

Dreams from My Father: A Story of Race and Inheritance (1995) es una memoria de Barack Obama, quien fue elegido presidente de los Estados Unidos en 2008. La memoria explora los eventos de los primeros años de Obama en Honolulu y Chicago hasta su ingreso a la facultad de derecho. en 1988. Obama publicó las memorias en julio de 1995, cuando comenzaba su campaña política para el Senado de Illinois. Había sido elegido como el primer presidente afroamericano de Harvard Law Review en 1990.

Obama relata su vida hasta su matriculación en la Facultad de Derecho de Harvard. Nació en 1961 en Honolulu, Hawaii, hijo de Barack Obama Sr. de Kenia y Ann Dunham de Wichita, Kansas, quienes se conocieron como estudiantes en la Universidad de Hawaii. Los padres de Obama se separaron en 1963 y se divorciaron en 1964, cuando él tenía dos años. El padre de Obama fue a Harvard para realizar su doctorado en economía. Después de eso, regresó a Kenia para cumplir la promesa a su nación.

Obama formó una imagen de su padre ausente a partir de historias contadas por su madre y sus padres. Vio a su padre una vez más, en 1971, cuando Obama padre vino a Hawái para una visita de un mes. El mayor de los Obama, que se había vuelto a casar, murió en un accidente automovilístico en Kenia en 1982.

Después de su divorcio, Ann Dunham se casó con Lolo Soetoro, un topógrafo javanés de Indonesia que era estudiante de posgrado en Hawai. La familia se mudó a Yakarta. Cuando Obama tenía diez años, regresó a Hawai bajo el cuidado de sus abuelos maternos (y más tarde de su madre) para tener las mejores oportunidades educativas disponibles allí. Estaba inscrito en quinto grado en Punahou School, una escuela privada preparatoria para la universidad, donde fue uno de los seis estudiantes negros. Obama asistió a la escuela Punahou desde el quinto grado hasta su graduación del duodécimo grado, en 1979. Obama escribe: "Para mis abuelos, mi admisión en la Academia Punahou anunció el comienzo de algo grandioso, una elevación en el estatus familiar que se esforzaron mucho para que todos sepan ". Allí, conoció a Ray (Keith Kakugawa), que era dos años mayor y también multirracial. Presentó a Obama a la comunidad afroamericana.

Al terminar la escuela secundaria, Obama se mudó a Los Ángeles para estudiar en Occidental College. Describe haber vivido un estilo de vida de "fiesta" de consumo de drogas y alcohol. Después de dos años en Occidental, se trasladó a Columbia College en la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, donde se especializó en Ciencias Políticas.

Al graduarse, Obama trabajó durante un año en el negocio. Se mudó a Chicago, donde trabajó para una organización sin fines de lucro como organizador comunitario en el proyecto de viviendas Altgeld Gardens en el South Side, en su mayoría negro de la ciudad. Obama relata la dificultad de la experiencia, ya que su programa enfrentó la resistencia de los líderes comunitarios arraigados y la apatía de la burocracia establecida. Durante este período, Obama visitó por primera vez la Trinity United Church of Christ de Chicago, que se convirtió en el centro de su vida espiritual. Antes de asistir a la Facultad de Derecho de Harvard, Obama decidió visitar a familiares en Kenia. Relata parte de esta experiencia en el último y emotivo tercio del libro. Obama utilizó sus memorias para reflexionar sobre sus experiencias personales con la raza y las relaciones raciales en Estados Unidos.

عنوانهای ترجمه شده به فارسی: رویاهای پدرم ؛ رویاهایی از پدرم ؛ در رویای پدر ؛ رویاهایی از زمان پدرم: داستانی از نژاد و میراث ؛ نویسنده: باراک اوباما ؛ تاریخ نخستین خوانش: روز بیست و یکم ماه دسامبر سال 2011 میلادی

عنوان: رویاهای پدرم ؛ نویسنده: باراک اوباما ؛ مترجم: ریتو بحری ؛ تهران ، در دانش بهمن ، چاپ اول و دوم و سوم 1388 ؛ در 484 ص ؛ شابک 9789641740827 ؛ چاپ چهارم 1389 ؛ چاپ پنجم 1390 ؛ موضوع: سرگذشتنامه باراک اوباما - از نویسندگان ایالات متحده آمریکا - سده 20 م

عنوان: رویاهایی از پدرم ؛ نویسنده: باراک اوباما ؛ مترجم منیژه شیخ جوادی (بهزاد) ؛ ویراستار ابوالفتح قهرمانی ؛ تهران ، سیته ، 1388 ؛ در 438 ص ؛ شابک 9786005253092 ؛

عنوان: رویاهایی از پدرم ؛ نویسنده: باراک اوباما ؛ مترجم: منصور حکمی ؛ تهران ، شرکت انتشارات قلم ، 1389 ؛ در 624 ص ؛ شابک 9789643162290 ؛

Nombre: رویاهایی از زمان پدرم: داستانی از نژاد و میراث ؛ نویسنده: باراک اوباما ؛ مترجم: اصغر اندرودی ؛ تهران: اوحدی ، 1388 ؛ در 619 ص ؛ شابک 9789648234818 ؛

عنوان: در رویای پدر ؛ نویسنده: باراک اوباما ؛ مترجم: علی مراد کاکائی ؛ تهران ، آزادمهر ، چاپ دوم 1397 ؛ در 559 ص ؛ شابک 9786005564570 ؛

عنوان: رویاهای پدرم ؛ نویسنده: باراک‌ حسین اوباما ؛ مترجم: موسسه خط ممتد اندیشه ؛ تهران ، تبارک ، 1387 ؛ در یک جلد ؛ شابک 9648226091 ؛

در این زندگینامه ی شور انگی داستان از نیویورک آغاز میشود, جاییکه «باراک اوباما», درمییابند, که پدرشان (شخصیتی که بیشتر ایشان را به شکل یک اسطوره, و نه یک انسان میشناسند) در تصادف اتومبیل, کشته شده است; این مرگ ناگهانی ، الهام بخش یک سفر پرماجرا میشود ؛ نخست به شهر کوچکی در کانزاس, نقطه ای که «باراک اوباما» در آنجا, مهاجرت خانواده مادری اش به هاوایی را, دنبال میکنند, و سپس به «کنیا» میروند, جاییکه اقوام آفریقایی خود را, ملاقات میکنند, و با حقیقت تلخ زندگی پدرشان آشنا میشوند ، و سرانجام دو میراث جداگانه ی خویشتن را با هم آشتی میدهند

تاریخ بهنگام رسانی 21/03/1399 هجری خورشیدی ؛ ا. شربیانی. más

A principios de 2017, para muchas personas en los EE. UU. Y en el extranjero, la nostalgia de Obama es real y desenfrenada. Aproveché el momento para mirar hacia atrás a Barack Obama antes de que fuera presidente, antes de que fuera senador de los Estados Unidos y senador estatal por Illinois, y descubrir la creación del hombre en sus memorias. Sueños de mi padre. En general, yo & aposd daría esto 3,5 estrellas y redondear a 4 estrellas. Disfruté mucho partes del viaje de Obama & aposs a la edad adulta, especialmente su infancia en Hawai e Indonesia, que me pareció interesante y agradable.A principios de 2017, para muchas personas en los EE. UU. Y en el extranjero, la nostalgia de Obama es real y desenfrenada. Aproveché el momento para mirar hacia atrás a Barack Obama antes de que fuera presidente, antes de que fuera senador de los Estados Unidos y senador estatal por Illinois, y descubrir la creación del hombre en sus memorias. Sueños de mi padre. En general, daría esto 3,5 estrellas y redondear a 4 estrellas. Disfruté mucho partes del viaje de Obama a la edad adulta, especialmente su infancia en Hawai e Indonesia, que encontré interesante y bien escrita, y mientras los capítulos posteriores detallan el trabajo ardua y difícil de la organización comunitaria en Chicago y luego conocer a su familia extendida en Kenia antes de comenzar la facultad de derecho también ofrece una gran comprensión, son un poco menos sólidos estructuralmente, están más salpicados de retórica, menos orientados a la narrativa que los capítulos anteriores. Pero es un vistazo fascinante a los primeros años de vida del 44º presidente en sus propias palabras, y disfruté viendo los hilos anecdóticos que se conectaron con la personalidad y las políticas de Obama durante su presidencia. Y sus meditaciones sobre las relaciones raciales y su propia lucha personal con la identidad fueron esclarecedoras, y personalmente lo encontré intrigante y respondí algunas preguntas que tenía sobre la autocategorización de Obama como negro y no birracial.

Sin embargo, sobre todo, se puede vislumbrar de primera mano al joven "Barry" Obama convirtiéndose en Barack, y lo que significó ser un hombre birracial y negro al llegar a la mayoría de edad en los años 60, 70 y principios de los 80. Su escritura y él son inteligentes y compasivos, pero a veces el estilo de escritura puede volverse un poco autoindulgente o presumido, una crítica lanzada durante la presidencia de Obama pero mucho más moderada que en Sueños con mi padre, mostrando el progreso y la madurez de un hombre más cómodo en su propia inteligencia y piel. Escribe sobre su rabia y su enfado, pero también sobre su vulnerabilidad y miedo, de y por sí mismo, y de y por el mundo en el que habita, y en ocasiones ninguna de las partes sabe muy bien qué hacer entre sí.

Comprendí y me desconcertaron algunos de sus sentimientos de odio e ira hacia él mismo y la sociedad estadounidense: yo también soy un estadounidense birracial con un padre negro y una madre blanca, aunque mujer y con dos padres estadounidenses nacidos y criados, y yo personalmente podría conectarse con varios aspectos de su lucha y la lucha más amplia de la comunidad negra. Pero nunca he tenido que enfrentar una elección o confusión sobre qué raza ser o cómo identificarme: me criaron para pensar en mí mismo como blanco y negro, como birracial. Cuando Obama fue elegido por primera vez y descubrí que se identificaba a sí mismo como negro, lo acepté como su derecho, pero me decepcionó un poco que no hubiera aprovechado un momento para mostrar a otros niños y adultos multirraciales que el mundo no lo hace (o no debería hacerlo). ) les exigen que elijan un bando, por así decirlo, que podamos representar y ser parte de ambas o todas las razas por igual. Pero al leer sus memorias y ver cuán diferente puede ser ser un niño birracial de los 60 a finales de los 70, en comparación con mí, nacido a finales de los 80 y madurar en los 90 y los 2000, definitivamente obtuve una experiencia mucho mejor y más completa. , una comprensión más profunda de cómo, dónde y por qué Obama llegó a su propia autoidentificación que aún le permitió aceptar sus diversos antecedentes.

No había oído hablar de Obama o Sueños de mi padre cuando se publicó por primera vez en 1995 (como la mayoría de los estadounidenses, además yo tenía nueve años), y aunque conocía bien el libro en 2004, cuando se volvió a publicar justo después de su famoso discurso de apertura de DNC, nunca terminé leyéndolo . Al leerlo ahora, más de dos décadas después de su primera publicación, he ganado un aprecio mucho mayor tanto por Barack Obama, presidente, como por Barack Obama, persona, e incluso si la versión que conocemos en Sueños con mi padre es simplemente una instantánea en el tiempo, los elementos principales de todos los mejores atributos y acciones de Obama son visibles. E incluso si tuve algunos problemas ocasionales con la escritura, el tono, el ritmo, en general encontré esta lectura digna, informativa, entretenida y estimulante. Fue un privilegio leer las luchas y dificultades muy personales de Obama y sentir su compasión por los demás, sabiendo qué camino tomaría ese hombre, y es una historia fantástica: de estar alejado del mundo, pasaría a liderarlo. . más

Olvídese por un momento en quién se ha convertido el autor. Este no es un libro escrito por un político o un futuro presidente. Es un libro que fue escrito por alguien que posteriormente se convirtió en esas cosas. Por esa razón, es un relato muy honesto de un estadounidense que acepta quién es y de dónde proviene. Como beneficio adicional, Obama es un excelente escritor. Tiene un buen sentido de cómo crear una narrativa interesante, por lo que su historia personal es muy interesante.

Como parte normal de convertirse en un adulto, olvida por un momento en quién se ha convertido el autor. Este no es un libro escrito por un político o un futuro presidente. Es un libro que fue escrito por alguien que posteriormente se convirtió en esas cosas. Por esa razón, es un relato muy honesto de un estadounidense que acepta quién es y de dónde es. Como beneficio adicional, Obama es un excelente escritor. Tiene un buen sentido de cómo crear una narrativa interesante, por lo que su historia personal es muy interesante.

Como parte normal de convertirse en adulto, un niño en algún momento comienza a mirar críticamente y a compararse con su padre. Y si ese padre estaba física o emocionalmente ausente, puede ser aún más cierto y un rito de iniciación más importante. El relato de Obama sobre su propia búsqueda de su padre desaparecido es convincente y es uno con el que muchos hombres pueden identificarse. Y por eso también es un libro que deben leer las mujeres que quieran entender a los hombres.

Más allá de los problemas de los hombres y sus padres, Obama también relata su lucha por la identidad como hombre negro en una familia blanca en la década de 1970, como un niño criado por su madre soltera y sus abuelos, como un adolescente que toma decisiones sobre las drogas y un anfitrión. de otras cuestiones.

En resumen, este es un gran 'libro del club de lectores' porque hay muchos temas amplios que pueden ser catalizadores para la discusión.

Tanto si eres fanático de la política de este presidente como si no, desafíate a ti mismo a mirar más allá y descubrir la riqueza de estas importantes memorias.

“Pensé que podía empezar de nuevo, ¿sabe? Pero ahora sé que nunca podrás empezar de nuevo. Realmente no. Crees que tienes el control, pero eres como una mosca en la telaraña de otra persona. A veces pienso que por eso me gusta la contabilidad. Todo el día, solo estás lidiando con números. Los sumas, los multiplicas, y si tienes cuidado, siempre tendrás una solución. Hay una secuencia ahí. Una orden. Con los números, puedes tener el control ... "

“Llegó el invierno y la ciudad [Chicago] se volvió monocromática: árboles negros de nuevo “Pensé que podía empezar de nuevo, ¿sabe? Pero ahora sé que nunca podrás empezar de nuevo. Realmente no. Crees que tienes el control, pero eres como una mosca en la telaraña de otra persona. A veces pienso que por eso me gusta la contabilidad. Todo el día, solo estás lidiando con números. Los sumas, los multiplicas, y si tienes cuidado, siempre tendrás una solución. Hay una secuencia ahí. Una orden. Con los números, puedes tener el control ... "

“Llegó el invierno y la ciudad [Chicago] se volvió monocromática: árboles negros contra el cielo gris sobre la tierra blanca. La noche ahora caía a media tarde, especialmente cuando llegaban las tormentas de nieve, tormentas ilimitadas en las praderas que acercaban el cielo al suelo, las luces de la ciudad se reflejaban en las nubes " . más

Escuché este audiolibro en los últimos días de Obama y una presidencia exótica. Sueños de mi padre trata sobre Obama y la familia aposs, su infancia y cómo se inició en la organización comunitaria en Chicago.

Algunas de mis historias favoritas fueron sobre los abuelos de Barack y aposs, sus recuerdos de su madre y su padre y, finalmente, su visita a Kenia para conocer a sus parientes africanos. Fue interesante leer estas memorias, publicadas por primera vez en 1995, y reconocer todo lo que Obama ha logrado desde que las escribió.

El audio f Escuché este audiolibro en los últimos días de la presidencia de Obama. Sueños de mi padre trata sobre la familia de Obama, su infancia y cómo se inició en la organización comunitaria en Chicago.

Algunas de mis historias favoritas fueron sobre los abuelos de Barack, sus recuerdos de su madre y su padre y, finalmente, su visita a Kenia para conocer a sus parientes africanos. Fue interesante leer estas memorias, publicadas por primera vez en 1995, y reconocer todo lo que Obama ha logrado desde que las escribió.

El archivo de audio incluía el discurso de apertura de Obama en la Convención Nacional Demócrata de 2004, que es tan poderoso como cuando lo escuché por primera vez hace 12 años. Fue inspirador escuchar a Obama leer su historia y lo recomiendo de todo corazón. . más

Este es uno de esos libros que quiero comprar para todos los que conozco. Aparte de cualquiera de las ideas políticas en el libro o de si uno está emocionado por su presidencia o no, Obama es un escritor fantástico; esta es una de las mejores memorias que he leído. Aparte de un desliz ocasional hacia la prosa melodramática (muy ocasional, y ciertamente menos que las memorias promedio), la prosa equilibró la claridad y la descripción, y Obama muy conscientemente evita caer en la nostalgia o idealizar en exceso en cualquier momento Este es uno de esos libros que Quiero comprar para todos los que conozco. Aparte de cualquiera de las ideas políticas en el libro o de si uno está emocionado por su presidencia o no, Obama es un escritor fantástico; esta es una de las mejores memorias que he leído. Aparte de un desliz ocasional hacia la prosa melodramática (muy ocasional, y ciertamente menos que las memorias promedio), la prosa equilibró la claridad y la descripción, y Obama muy conscientemente evita caer en la nostalgia o idealizar demasiado cualquier momento de su vida o lugar que visita. . Después de sus mandatos (¡fíjese en el plural optimista!), Fácilmente podría tener una carrera como autor. Si nunca hubiera llegado a la presidencia, o incluso si hubiera entrado en política, este sería un libro que valdría la pena leer y una de las mejores historias modernas sobre la mayoría de edad que existen.

Pasando de la crítica a la política personal, leer este libro fue estimulante. Como gran parte de su base, he sido fanático de Obama desde la Convención de 2004. En realidad, estaba votando por Richardson (sí, era parte de ese 2% del electorado) hasta que Obama pronunció su discurso sobre la raza en marzo pasado, cuando decidí que no solo sería un buen presidente, sino que Estados Unidos NECESITABA a Obama. Aún así, nunca leí ninguno de sus escritos, no quería ser demasiado rabioso, e incluso sé que, durante los próximos ocho años, me decepcionará, hará concesiones y tendrá que ser parte de la maquinaria política.

Estaba lo suficientemente emocionado como para viajar, obtener la votación el día de las elecciones y desafiar a D.C. para la inauguración, y sin embargo, leer este libro me hizo aún MÁS emocionado de que este hombre sea nuestro presidente. Porque lo entiende: nosotros, Estados Unidos, negros, blancos, gente de clase trabajadora, intelectuales, inmigrantes. El hecho de que un hombre que ha tenido los pensamientos que pone en este libro, que ha luchado con la mayoría de edad cuando era un joven negro, que ha amado a su madre blanca, se organizó en los proyectos de Chicago, luchó en la escuela y viajó a África está dirigiendo nuestro país es increíble. Sus ideas sobre la raza, la historia, la identidad y la clase social son algunas de las más sutiles y astutas que he leído: comprende cómo su abuelo blanco podría ser un progresista bien intencionado y, sin embargo, involuntariamente racista al mismo tiempo. los hombres pueden ser tanto víctimas como perpetuadores de los mitos de la masculinidad y la raza que los atrapan de que la mayoría de las personas son realmente buenas, pero que ser buenas no es necesariamente suficiente para escapar del peso de la historia y los malentendidos mutuos.

Ya sea que esté muy enamorado de Obama (¡como yo!), Sea más moderado o incluso no votó por él, debe leer este libro para comprender mejor a dónde viene el hombre que ahora es nuestro presidente. de. . más

En la introducción, Obama escribe que mirando hacia atrás en este libro después de más de una década, se estremece ante una redacción poco elegante y desea poder eliminar quizás cincuenta de sus cuatrocientas cincuenta páginas. Eso y menos el tipo de autocrítica que abunda en este libro: honesta y deliberadamente imparcial. Por cierto, es una crítica con la que estoy de acuerdo: Obama tiene una tendencia a emprender ligeros vuelos retóricos que pueden sonar bien cuando se pronuncian en un discurso, pero que deben ser moderados En la introducción, Obama escribe que mirando hacia atrás en este libro después del paso de más de una década, se estremece ante una redacción poco elegante y desea poder eliminar quizás cincuenta de sus cuatrocientas cincuenta páginas. Ese es el tipo de autocrítica que abunda en este libro: honesta y deliberadamente imparcial. Es una crítica con la que estoy de acuerdo, por cierto: Obama tiene una tendencia a emprender ligeros vuelos retóricos que pueden sonar bien cuando se pronuncian en un discurso, pero que deben ser moderados un poco cuando se limitan a la página, pero esas objeciones a un lado, Pensé que se trataba de unas memorias asombrosamente bien escritas, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que fue escrito por alguien que entonces solo tenía treinta y tantos años. Muy pocos políticos tienen la capacidad de escribir con tanta claridad y honestidad.

Encontré su discusión sobre las intersecciones de la raza, la política y la cultura en la América moderna muy interesante, particularmente porque yo soy de un país que no tiene un historial de absorber a muchas personas de otros orígenes raciales, pero que está comenzando a verse obligado a afrontar su propio racismo latente gracias a una creciente ola de inmigración moderna. Fue convincente y estimulante muchas veces me sorprendí pensando "Pero" y luego preguntándome por qué Tuve esa reacción, por qué mi propia actitud defensiva, y desempacar algo de eso mientras leía me llevó tiempo.

La primera mitad del libro, en la que Obama describe su infancia y sus experiencias en la universidad y trabajando en Chicago, me interesó más quizás, creo, porque era muy bueno para mostrar las formas en las que se situaba dentro de un ámbito más amplio (blanco ) La cultura estadounidense, y las dificultades, las confusiones y los dolores que esto le había causado a él y a la comunidad negra. Pensé que la segunda mitad, ambientada en África, se tambaleó un poco porque mostraba una autocomplacencia a la que Obama no había sido propenso anteriormente, y porque a pesar de todo lo que Obama examinó su relación con África en términos de su propia negrura, parecía curioso. reacio a hacerlo en términos de su propia americanidad.

Hay una cosa extraña que noté: Obama, en lo que he visto de él en entrevistas y en televisión, siempre me ha parecido muy encantador y muy afable, con un ingenio listo. Muy poco de eso apareció en este libro; no parecía reírse mucho de sí mismo; inteligente y agradable, sí, pero faltaba algo de la chispa del carisma. Me pregunto cuánto de eso es una edición selectiva, cuánto influye el tema de sus memorias y cuánto porque poco a poco se convertiría en la persona que vemos ahora en el transcurso de la última década. . más

Este es el primero de los libros escritos por Barack Obama. Tenía treinta y tres años en el momento de su publicación, se graduó en Derecho de Harvard y ejercía en Chicago. Los pensamientos de una candidatura al Senado estaban comenzando a fusionarse. En esta etapa, era un hombre exigente. Entonces, cuando nos dice que esta es una historia de raza y herencia, podemos estar seguros de que es precisamente eso.

El suyo es un relato fuerte ya veces rígido de la vida como hijo de un padre africano y una madre estadounidense blanca, que se extiende a ambos lados de nuestro Este es el primero de los libros escritos por Barack Obama. Tenía treinta y tres años en el momento de su publicación, se graduó de Harvard Law y ejercía en Chicago. Los pensamientos de una candidatura al Senado comenzaban a fusionarse. En esta etapa, era un hombre exigente. Entonces, cuando nos dice que esta es una historia de raza y herencia, podemos estar seguros de que es precisamente eso.

El suyo es un relato fuerte y, a veces, rígido de la vida como hijo de un padre africano y una madre estadounidense blanca, que se extiende a ambos lados de la división racial de nuestra nación. Es la historia de la mayoría de edad de la conciencia cultural de un hombre. Y es una forma de testimonio perfeccionado, tanto por su fuerza como por su rigidez, a pasajes que poseen un filo notablemente afilado y poderoso.

El siguiente pasaje (ciertamente largo) se extrae como una muestra de la calidad de pensamiento y autorreflexión que Barack Obama aplica a los asuntos que le conciernen. Es la mitad de la noche. Hay niños en un automóvil en la calle de enfrente, su ruido interrumpe el sueño del vecindario. Ha bajado para pedirles que sigan adelante.

Los cuatro chicos que están dentro no dicen nada, ni siquiera se mueven. El viento enjuga mi somnolencia y de repente me siento expuesta, de pie en un par de pantalones cortos en la acera en medio de la noche. No puedo ver sus caras dentro del auto, está demasiado oscuro para saber cuántos años tienen, si están sobrios o borrachos, buenos o malos. Uno de ellos podría ser Kyle. Uno de ellos podría ser Roy. Uno de ellos podría ser Johnnie.

Uno de ellos podría ser yo. De pie allí, trato de recordar los días en que habría estado sentado en un auto así, lleno de resentimientos inarticulados y desesperado por demostrar mi lugar en el mundo. Los sentimientos de ira justa mientras le grito al abuelo por alguna razón olvidada. El torrente sanguíneo de una pelea en la escuela secundaria. La arrogancia que me lleva a un aula borracho o drogado, sabiendo que mis maestros olerán cerveza o refrescarán mi aliento, simplemente desafiándolos a decir algo. Empiezo a imaginarme a mí mismo a través de los ojos de estos chicos, una figura de autoridad aleatoria, y sé los cálculos que podrían estar haciendo ahora, que si uno de ellos no puede sacarme, los cuatro ciertamente pueden hacerlo.

Esa afirmación anudada y aullante de mí mismo: mientras trato de perforar la oscuridad y leer los rostros ensombrecidos dentro del auto, estoy pensando que si bien estos chicos pueden ser más débiles o más fuertes que yo a su edad, la única diferencia que importa es esto: el mundo en el que pasé esos momentos difíciles fue mucho más indulgente. Estos muchachos no tienen margen de error si portan armas, esas armas no les ofrecerán protección contra esa verdad. Y es esa verdad, una verdad que seguramente sienten pero no pueden admitir y, de hecho, deben rechazar si quieren despertarse mañana, lo que los ha obligado a ellos, oa otros como ellos, a eventualmente cerrar el acceso a cualquier empatía. pueden haber sentido alguna vez. Su masculinidad rebelde no será contenida, como la mía finalmente, por una sensación de tristeza por el orgullo herido de un hombre mayor. Su ira no será frenada por la insinuación de peligro que vendría sobre mí cada vez que le partiera el labio a otro chico o corriera por una carretera con la ginebra nublando mi cabeza. Mientras estoy allí, me encuentro pensando que en algún lugar de la línea tanto la culpa como la empatía hablan de nuestra propia sensación enterrada de que se requiere un orden de algún tipo, no el orden social que existe, necesariamente, sino algo más fundamental y más exigente. Sentido, además, que uno tiene algo en juego en este orden, un deseo de que, no importa cuán fluido parezca a veces este orden, no se escurra del universo.

Y esto, para mí, es importante. Porque una pared es un símbolo. Un símbolo. Y me pregunto si quiero gastar toda mi energía en construir una representación física de mi miedo o, en cambio, ponerme a trabajar en su causa.¿No es lo que realmente busco el desarrollo de un estándar de orden más riguroso y basado en principios? Más difícil de construir que un muro. pero entonces, la mayoría de las cosas lo son.

Este es un libro que recomiendo no solo a aquellos que tengan curiosidad por la vida de nuestro ex presidente, sino a cualquiera que busque un punto de entrada a una contemplación más completa de la raza en los Estados Unidos de hoy en día.
. más

¡Qué libro tan estimulante! El libro se divide en tres secciones (Orígenes, Chicago y Kenia). Intenté dividir mi lectura aproximadamente de la misma manera, ya que es mucho más fácil para mí leer un libro de no ficción si lo intercalo con ficción.

Creo que cada sección me dejó con una serie de preguntas diferente. Origins me dejó pensando en la comunidad: su valor, cómo la elegimos, somos elegidos por ella y qué significa estar dentro y fuera de la comunidad. Origins también me hizo reflexionar sobre cómo es un libro que invita a la reflexión. El libro se divide en tres secciones (Orígenes, Chicago y Kenia). Intenté dividir mi lectura aproximadamente de la misma manera, ya que es más fácil para mí leer un libro de no ficción si lo intercalo con ficción.

Creo que cada sección me dejó con una serie de preguntas diferente. Origins me dejó pensando en la comunidad: su valor, cómo la elegimos, somos elegidos por ella y qué significa estar dentro y fuera de la comunidad. Origins también me hizo reflexionar sobre lo desafiante que es la adolescencia para cualquiera y cómo esos desafíos se agravan para alguien que no encaja en ninguna categoría.

Chicago me hizo pensar en lo que veo como los grandes problemas de nuestra sociedad actual: cómo empoderar a las personas no solo en la práctica, sino ayudarlas a creer en las posibilidades. Obama aporta una perspectiva interesante a su trabajo en el lado sur de Chicago porque está tanto dentro como fuera de la comunidad a la que sirve. Me animó su persistencia en conocer a personas que necesitaban ayuda y sentí el deseo de ser más persistente en la construcción de relaciones con aquellos en mi comunidad que necesitan ayuda.

Kenia me hizo pensar en la familia. Terminé el libro sin saber si la familia es una bendición, una carga o ambas cosas. La relación de Obama con su familia difiere enormemente de la mía. Sin embargo, me encontré pensando en la familia y en cuál debería ser el papel de la familia en mi vida. ¿Soy demasiado rápido para desvincularme de la familia extendida debido a los desafíos diarios de criar a tres niños pequeños? ¿Qué están perdiendo mis hijos si no hago un esfuerzo por mantener los lazos con la familia cercana y lejana, viejos y jóvenes? ¿Qué estoy perdiendo? ¿Se trata de pérdidas y ganancias o de responsabilidad?

Me tomó un tiempo leer este libro por varias razones: es bastante largo, no es ficción y me hizo detenerme y pensar. Valió la pena mi tiempo para leer la historia de Barack Obama y pensar en mi propia historia: qué es ahora y qué elegiré para hacerla. . más

Bien, ¿transparencia total? Cuando era niño, odiaba leer biografías. ¡Como, legítimo, los detestaba! Afortunadamente, la vida ha cambiado eso, y últimamente, me encuentro gravitando hacia ellos más que nunca.

Como autor, he aprendido que a veces la historia de fondo es TANTO, si no (a veces) MÁS importante que lo que está sucediendo actualmente. Y como alguien que siempre ha admirado a Barack Obama y ha leído la mayor parte de sus otros trabajos, no había forma de que dejara pasar esta pepita de oro, especialmente después de ver Okay, ¿tan transparencia total? Cuando era niño, odiaba leer biografías. ¡Como, legítimo, los detestaba! Afortunadamente, la vida ha cambiado eso, y últimamente, me encuentro gravitando hacia ellos más que nunca.

Como autor, he aprendido que a veces la historia de fondo es TANTO, si no (a veces) MÁS importante que lo que está sucediendo actualmente. Y como alguien que siempre ha admirado a Barack Obama y ha leído la mayoría de sus otros trabajos, no había forma de que dejara pasar esta pepita de oro, ¡especialmente después de verla aparecer en las listas de muchos amigos!

En primer lugar, permítanme decirles que este es un vistazo fascinante al mundo de Barack. Está lleno de docenas de interesantes reflexiones sobre su familia y la cultura estadounidense en lo que respecta a la pobreza, la comunidad y la raza.

Si bien la mayoría de nosotros sabemos que creció en Hawai con su madre, muchos desconocen cuán tensa era la relación que tenía con su padre, lo que a su vez tuvo un efecto negativo en la capacidad de Obama para explorar su herencia africana. Afortunadamente, al final del final, la historia toma un giro feliz en la forma en que Obama visita Kenia y finalmente conoce a la familia que nunca conoció. Si bien algunos dicen que los capítulos dedicados a detallar esta visita fueron largos y aburridos, ¡personalmente me parecieron algunos de los más interesantes! Fue un momento muy “Antwon Fisher”, y si puedo ser transparente, la reunión legítima me hizo llorar. (¡Honesto para blog!)

También aprecié la oportunidad de aprender más sobre su vida en el lado sur de Chicago como organizador comunitario. Como alguien que creció en The Windy City, siempre supe que Obama era muy querido, ¡pero no tenía idea del impacto que había tenido su trabajo! A pesar de las dificultades que enfrentó por otros políticos y ciudadanos, trabajó duro y logró dejar una huella amorosa en las comunidades locales a las que ayudó a servir y apoyar. Dejas que lo cuente, ellos también le dejaron una impresión de amor. :) Decir que me sentí inspirado y animado sería ponerlo a la ligera. ¡Este fue un hermoso ejemplo de seres humanos siendo seres humanos durante un tiempo y en un lugar donde muchos otros solo parecían pensar en sí mismos!

Al final, creo que esta es una lectura fantástica, bien escrita y no exagerada ni aburrida. ¡Echale un vistazo!

¿Alguna vez has leído un libro que te haya vuelto completamente loco? Bueno, el libro " Sueños de mi padre ”De Barack Obama es uno de esos libros. Este libro carece del sentido común que debería tener cualquier libro. Presta mucha atención a los personajes que no merecen la hora del día. Barack hace que su vida parezca insoportable cuando en realidad su vida es realmente fácil.

Primero, creo que Obama está haciendo demasiado alboroto sobre si es blanco o negro. Como niño interracial que soy, siento que todo lo que debes saber es ¿Alguna vez has leído un libro que te hizo enojar por completo? Bueno, el libro " Sueños de mi padre ”De Barack Obama es uno de esos libros. Este libro carece del sentido común que debería tener cualquier libro. Presta mucha atención a los personajes que no merecen la hora del día. Barack hace que su vida suene insoportable cuando en realidad su vida es realmente fácil.

Primero, creo que Obama está haciendo demasiado alboroto sobre si es blanco o negro. Como niño interracial que soy, siento que todos deben saber lo que son mirando quién se sienta a la mesa. En lugar de hacer esto, Obama hizo un viaje alrededor del mundo para averiguar quién era el suyo, lo que hizo que todo complicado Siempre hizo que fuera un proyecto de vida cuando era tan fácil de entender.

En segundo lugar, Barack le dio mucho crédito a su padre en el libro. Su padre lo dejó para ir a África mientras su madre lo criaba, pero hizo que pareciera que su padre era el que hizo todo el trabajo duro. Solo vio a su padre tal vez dos veces en todo el libro, luego tuvo el descaro de actuar. como lo crió su padre. Ni una sola vez en el libro reconoce que su padre se fue y eso fue todo, en cambio se fue a África en un viaje que le cambió la vida.

Finalmente, fue que hizo que su vida sonara tan dura, cuando en realidad no era la vida dura de nock que pretendía ser. Barack fue a una escuela privada para obtener la mejor educación cuando otros niños iban al público. Barack tuvo que ir a la universidad para convertirse en lo que quería ser, cuando otros estudiantes nunca tuvieron esa oportunidad. Tenía una familia amorosa que lo adoraba más que a cualquier otra cosa en el mundo.

En conjunto, este libro fue un gran lío. Al final fue una pérdida de tiempo leer por tres cosas. El hecho de que Obama se tomara demasiado tiempo en cosas que no eran importantes hizo de este libro uno de los peores que he leído. Tenga cuidado antes de leer este libro para no perder el tiempo leyéndolo.
. más

Empecé a leer esto un día después de la toma de posesión de Obama & aposs. Aunque yo no soy estadounidense, me pareció importante hacerlo, y también me dijeron que la calidad de la escritura es al menos tan impresionante como la historia.

Fue publicado en 1995, poco después de que Obama se graduara de la Facultad de Derecho de Harvard y cubre su vida, o más bien su búsqueda de identidad hasta entonces, en tres grandes apartados: infancia en Hawaii, Indonesia y de regreso en Hawaii trabajando en Chicago y visitando Kenia para visitar a su padre y familia aposs. Empecé a leer esto un día después de la toma de posesión de Obama. Aunque no soy estadounidense, me pareció importante hacerlo, y también me dijeron que la calidad de la escritura es al menos tan impresionante como la historia.

Fue publicado en 1995, poco después de que Obama se graduara de la Facultad de Derecho de Harvard y cubre su vida, o más bien su búsqueda de identidad hasta entonces, en tres grandes apartados: infancia en Hawaii, Indonesia y de regreso en Hawaii trabajando en Chicago y visitando Kenia para visitar a la familia de su padre. Acepta una identidad negra antes de su adolescencia, pero nunca siente que encaja en ningún lado, hasta Kenia. Es intensamente personal, pero también muy privado: muchas ideas sobre sus pensamientos sobre su lugar en sus familias, en el mundo, su raza, etc., pero casi nada sobre lo que estudió en la universidad, sus novias, lo que hizo en su tiempo libre, por qué. las relaciones de su madre se rompieron, cómo era la media hermana con la que creció, convertirse en cristiana, etc.

En general, está muy bien escrito y en las secciones de Chicago en particular, realmente sentí que podía "escuchar" las voces de aquellos que él citaba de una manera muy literal y acentuada. Dicho esto, algunas de las largas narraciones de la vida de su padre, en palabras de los parientes kenianos, fueron mucho más halagüeñas.

Mis únicas quejas son la falta de un índice o un árbol genealógico de su complicada familia keniana (y algunas fotos podrían haber sido agradables).

En general, una experiencia muy agradable y positiva. Invariablemente ve lo mejor en las personas (aunque no es ciego a sus debilidades) y hay fuertes ecos de lo que dijo en las elecciones presidenciales, lo que indica (para mí) un grado tranquilizador de perspicacia, consistencia e integridad.

Este fue el primer libro que puse en mi carpeta de lectura cuando me uní a Goodreads y ahora finalmente lo he leído.

Este fue un gran libro. Lo terminé en un día, lo cual es extremadamente raro para mí.

“Obama abre su historia en Nueva York, donde se entera de que su padre, una figura que conoce más como mito que como hombre, ha muerto en un accidente automovilístico. La noticia desencadena una cadena de recuerdos cuando Barack vuelve sobre la historia inusual de su familia: la migración de la familia de su madre de la pequeña ciudad de Kansas a Hawai. Este fue el primer libro que puse en mi carpeta de lectura cuando me uní a Goodreads y ahora Finalmente lo he leído.

Este fue un gran libro. Lo terminé en un día, lo cual es extremadamente raro para mí.

"Obama abre su historia en Nueva York, donde se entera de que su padre, una figura que conoce más como un mito que como un hombre, murió en un accidente automovilístico. La noticia desencadena una cadena de recuerdos mientras Barack vuelve sobre la inusual historia de su familia. : la migración de la familia de su madre del pequeño pueblo de Kansas a las islas hawaianas el amor que se desarrolla entre su madre y un joven estudiante prometedor de Kenia, un amor alimentado por la inocencia juvenil y el espíritu integracionista de principios de los sesenta la partida de su padre de Hawaii cuando Barack era dos, mientras las realidades de la raza y el poder se reafirman y el propio despertar de Barack a los miedos y dudas que existen no solo entre los grandes mundos blanco y negro, sino dentro de él mismo.
Impulsado por el deseo de comprender las fuerzas que le dieron forma a él y al legado de su padre, Barack se traslada a Chicago para trabajar como organizador comunitario. Allí, en el contexto de un tumultuoso conflicto político y racial, trabaja para hacer retroceder la creciente desesperación del centro de la ciudad. Su historia se vuelve una con la de las personas con las que trabaja a medida que aprende sobre el valor de la comunidad, la necesidad de curar viejas heridas y la posibilidad de la fe en medio de la adversidad.
El viaje de Barack cierra el círculo en Kenia, donde finalmente conoce el lado africano de su familia y se enfrenta a la amarga verdad de la vida de su padre. Viajando a través de un país asolado por la pobreza brutal y los conflictos tribales, pero cuya gente es sostenida por un espíritu de resistencia y esperanza, Barack descubre que está ineludiblemente unido a hermanos y hermanas que viven a un océano de distancia, y que al abrazar sus luchas comunes él puede reconciliar finalmente su herencia dividida. ". más

Otro hallazgo más en estantes de venta de bibliotecas, esto se publicó originalmente en 1995, antes de que Barack Obama se convirtiera en el hombre que estaba destinado a ser.

Esta es la historia de cómo se convirtió en ese hombre: las fuerzas que lo moldearon a lo largo de los años, las luchas internas por entenderse a sí mismo, a su familia y al mundo que lo rodea.

Los capítulos de Chicago se arrastraron un poco para mí, pero en general el libro fue maravilloso. La próxima vez que vaya a la biblioteca, quiero ver qué otros títulos suyos están disponibles. Estoy seguro de que valdrán la pena. Otro hallazgo más en estantes de venta de bibliotecas, que se publicó originalmente en 1995, antes de que Barack Obama se convirtiera en el hombre que estaba destinado a ser.

Esta es la historia de cómo se convirtió en ese hombre: las fuerzas que lo moldearon a lo largo de los años, las luchas internas por entenderse a sí mismo, a su familia y al mundo que lo rodea.

Los capítulos de Chicago se arrastraron un poco para mí, pero en general el libro fue maravilloso. La próxima vez que vaya a la biblioteca, quiero ver qué otros títulos suyos están disponibles. Estoy seguro de que valdrá la pena leerlos.

¡¡Me encantó!! Solo un gran fan de Obama. Puede leer la guía telefónica y me tendría en A. Un rtf más sustancial.

Escuché el audiolibro. Obama fue el narrador y de hecho ganó un Grammy por esta producción. Si bien gané y aposté por comentar los méritos de ese premio, creo que el libro estaba bien narrado. ¡¡Me encantó!! Solo un gran fan de Obama. Puede leer la guía telefónica y me tendría en A. Un rtf más sustancial.

Escuché el audiolibro. Obama fue el narrador y de hecho ganó un Grammy por esta producción. Si bien no comentaré los méritos de ese premio, creo que el libro está bien narrado. . más

Este es un libro bastante notable teniendo en cuenta que este individuo es ahora presidente de los EE. UU. Fue escrito cuando estaba muy alejado del radar presidencial.

Está bien escrito y la narración es muy vívida. El libro está dividido en tres secciones con muy poca interconexión entre ellas.

El primero trata sobre sus raíces y el crecimiento con su madre y sus abuelos, en regiones remotas del mundo, Hawai e Indonesia. El segundo se centra en Chicago y el trabajo comunitario. Este es un libro bastante notable teniendo en cuenta que este individuo es ahora presidente de los EE. UU. Fue escrito cuando estaba muy alejado del radar presidencial.

Está bien escrito y la narración es muy vívida. El libro está dividido en tres secciones con muy poca interconexión entre ellas.

El primero trata sobre sus raíces y el crecimiento con su madre y sus abuelos, en regiones remotas del mundo, Hawai e Indonesia. El segundo se centra en Chicago y el trabajo comunitario que intenta realizar. El último es sobre su viaje a Kenia para estar con el lado de la familia de su padre.

Encontré que la primera sección es la más reveladora y personal: marca el tono del libro en general. Hay confesiones de su torpeza, de rabia y rebeldía, de no encajar en la sociedad. Estas son quejas comunes de la mayoría de los jóvenes, pero Obama es bastante elocuente al respecto. Sentimos a una persona inteligente con un agudo sentido de la observación mundana, un individuo que puede mirar astutamente a las personas desde múltiples puntos de vista.

Me confundí un poco durante la parte de África. Hubiera sido bueno tener una tabla de parentesco para realizar un seguimiento de todas estas personas: los medio hermanos, muchas tías, tíos y abuelos.

También se tiene la sensación de que Obama está obsesionado con encontrar el significado de su padre perdido hace mucho tiempo que estuvo ausente durante sus años de desarrollo (su padre pasó dos semanas con él cuando tenía 10 años). Es como si estuviera buscando un fantasma perdido, tratando de encontrar un eslabón perdido, una reposición.

Este es un caso raro en los tiempos modernos en el que un presidente ha escrito un libro (una autobiografía) años antes de convertirse en presidente. La única comparación en la que puedo pensar (viniendo de Canadá) es Pierre Eliot Trudeau, quien escribió varios artículos periodísticos antes de convertirse en Primer Ministro.

El libro de Obama es distintivo y agradable.
. más

Barack Obama & aposs life no solo es una gran historia, sino que muestra mucho sobre el carácter del hombre que la cuenta, tanto en la forma en que la cuenta, como en los hechos que sucedieron y en la forma en que los manejó. Estoy impresionado por su nivel de honestidad sobre sí mismo: no se pinta a sí mismo para ser prístino, sino que se hace muy humano. Es en esta exposición de sus vulnerabilidades, sus miedos, sus inseguridades que se vuelve como nosotros, simplemente humano. En ese nivel, podemos conectarnos con la historia de su vida.La vida de Barack Obama no solo es una gran historia, sino que muestra mucho sobre el carácter del hombre que la cuenta, tanto en la forma en que la cuenta como en la forma en que la cuenta. eventos que sucedieron y la forma en que los manejó. Estoy impresionado por su nivel de honestidad sobre sí mismo: no se pinta a sí mismo para ser prístino, sino que se hace muy humano. Es en esta exposición de sus vulnerabilidades, sus miedos, sus inseguridades que se vuelve como nosotros, simplemente humano. En ese nivel, podemos conectarnos con la historia de su vida y dejar que enriquezca nuestra propia experiencia.

En una nota personal, una de las partes interesantes para mí fue el capítulo sobre sus esfuerzos de organización comunitaria en Chicago porque estaba trabajando con una afiliada de la Fundación Gamaliel, que dirigía el programa de liderazgo al que asistí el verano pasado, por lo que el lenguaje y los métodos que utilizó estaba usando era muy familiar para mí.

Hace meses dije que si Barack Obama lanzaba su sombrero al ring para la carrera presidencial de 2008, cambiaría mi registro a demócrata por primera vez en mi vida como votante para poder votar por él en las primarias. Después de leer este libro, solo estoy más convencido de esa decisión. El senador Obama es el tipo de hombre que quiero que dirija mi país. Es un hombre íntegro que se preocupa por los trabajadores pobres de nuestra nación. Tiene una visión global; la heredó en parte por el simple accidente de su vida, pero podría haberle dado la espalda al complicado desorden de su existencia y haber intentado borrarlo todo. Es un hombre muy inteligente, y podría haber aprovechado su educación en Punahou para ir a la universidad y dirigirse al mundo empresarial para siempre. Podría haberse ganado bien la vida y haberse ocupado de los suyos. En cambio, eligió explorar y encontrar un lugar en el que pudiera llamar suya su propia alma, en el que pudiera ser auténticamente él mismo.

Obama no tiene todas las respuestas a los males del mundo, pero confío en que analizará las difíciles preguntas que enfrenta esta nación y nuestra comunidad global con compasión, inteligencia y valores éticos. No quiero un "Decididor", al menos no a costa de una cuidadosa deliberación que mantenga la paz, la libertad y la justicia para todos como marcas del éxito.

Es hora de que esta nación vuelva a ser llamada a regresar a sí misma. Buscar a la amada comunidad, convertirnos en un faro en la colina, llamando al mundo a escuchar el llamado de nuestros padres fundadores por la democracia, la justicia y la igualdad. Es hora de que nuevamente suframos la audacia de la esperanza. Es hora de que volvamos a soñar. . más

Sueños de mi padre de Barack Obama

Fue obvio para mí leer estas memorias. Vi el libro en la biblioteca local hace casi tres años y en ese momento había decidido que lo leería, pero al estar ocupado en otros trabajos, no podía tener tiempo. Este año también se estaba deslizando, así que por fin pedí prestado y, como no sabía mucho, publiqué una foto en el grupo y solo pregunté: "¿Cómo está?". Y esto, "¿Cómo es?" Provocó una acalorada discusión política. ¡Ay Dios mío! Fue tanto que el administrador tuvo Sueños de mi padre de Barack Obama

Fue obvio para mí leer estas memorias. Vi el libro en la biblioteca local hace casi tres años y en ese momento había decidido que lo leería, pero al estar ocupado en otros trabajos, no podía tener tiempo. Este año también se estaba deslizando, así que por fin pedí prestado y, como no sabía mucho, publiqué una foto en el grupo y solo pregunté: "¿Cómo está?". Y esto, "¿Cómo es?" Provocó una acalorada discusión política. ¡Ay Dios mío! Fue tanto que el administrador tuvo que desactivar los comentarios. De hecho, el libro es apolítico hasta cierto punto. Apolítico en el sentido de que Obama no ha expresado ningún deseo político de sí mismo, pero habló mucho sobre la situación actual del racismo en Estados Unidos, su historia, significado e impacto. Fue publicado en 1995. Explora vívidamente los tiempos entre sus primeros años y su ingreso a la Facultad de Derecho en 1988.

El libro se divide en tres partes: Origen, Chicago y Kenia.

En 1959, el padre de Obama (Obama Sr.) llegó a la Universidad de Hawai como el primer estudiante africano de la institución procedente de Kenia. Allí estudió Econometría y, en un curso de ruso, conoció a una tímida chica estadounidense, Ann Dunham. Se enamoraron, felizmente casados. Obama nació en 1961. Su padre ganó otra beca para realizar su doctorado. en Harvard, pero no el dinero para llevar a su familia allí. Así ocurrió una separación. Obama padre regresó a África para cumplir su promesa al continente y al país recién nacido.

Ann Dunham conoció a otro hombre en la misma Universidad. Su nombre era Lolo Soetoro, un indonesio. Era un caballero bajito y guapo. Cuando Obama tenía seis años, Lolo regresó a Indonesia y comenzó a trabajar como geólogo. Obama también se mudó a Indonesia con su madre y aprendió mucho sobre su historia y comportamiento. Con Lolo aprendió a comer mucho arroz en la cena, carne de perro, carne de serpiente, saltamontes asado, etc. Además de los hábitos alimenticios, aprendió un poco de boxeo y algo de pragmatismo de su padrastro como, “Hay que ser fuerte. Si no puede ser fuerte, sea inteligente y haga las paces con alguien que sea fuerte. Pero siempre es mejor ser fuerte tú mismo ". Muestra que Obama amaba a su compañía, pero las cosas cambiaron cuando su madre olió algo a pescado. Ann trabajaba en la embajada estadounidense. Ella fue algo idealista en su maternidad y tuvo un gran impacto en la conciencia de Barack en su infancia. Lolo se involucró mucho con la élite indonesia y las corporaciones multinacionales. Eso hizo que Ann se enfadara mucho. Estaba particularmente molesta por los estudios de Barack. Por eso envió a Barack Hawaii de regreso con sus abuelos y luego ella misma se unió a él con su media hermana Maya. Barack estaba inscrito aquí en la escuela de élite de Punahou que rara vez le gustaba. Lolo se quedó en Indonesia.

Obama padre visitó Hawái cuando Barack tenía diez años. Aunque Barack lo conocía a través de las historias de su madre y sus abuelos, era la primera vez que observaba e interactuaba conscientemente. Incluso Barack tuvo la oportunidad de bailar con él, pero cada vez que Obama Sr. trataba de ejercer su autoridad como su padre, la situación se volvía tensa. Creo que era lógico. Obama Sr. regresó a Kenia. Fue la última vez que Barack vio vivo a su padre. Más tarde supo por su hermanastra Auma que este era el último intento de su padre por reconciliarse con su madre Ann, que no tuvo éxito.

Posteriormente, Ann se unió a la universidad para estudiar Antropología y cuando fue a Indonesia para su trabajo de campo, Obama se quedó con sus abuelos. Fue el momento en que Obama se liberó de la influencia de su madre e intenta encontrar su propia identidad racial en el mundo exterior. Como era el caso, el propio Obama era de una raza mixta, y la piel que tenía se parecía más a su padre que a su madre. No pudo escapar de su linaje africano. Se da cuenta del hecho de la importancia que tienen la raza y el racismo en la vida de los afroamericanos. Probó drogas, hizo amigos en su comunidad y jugó baloncesto también en su equipo de la escuela secundaria.

Cuando Obama asistió al Occidental College en las afueras de Los Ángeles, tuvo la oportunidad de vivir con iluminados amigos afroamericanos de su edad. En este período, leyó mucha literatura sobre Historia y Política Estadounidense. Aun así, no estaba satisfecho ni seguro de su identidad racial. El gran avance en su vida se produjo cuando fue transferido a la Universidad de Columbia durante su segundo año y allí decidió que dedicaría su vida al servicio de los afroamericanos. Aunque esta fue su resolución, tomó un trabajo en el sector corporativo y lo disfrutó durante un año aprox. Fue cuando cumplió 21 años y recibió la noticia de su hermanastra Auma de que su padre había muerto en un accidente automovilístico en Kenia, se dio cuenta de que era el momento adecuado para activar su resolución. En otro tiempo, en su niñez, la ausencia de su padre lo afectó negativamente ya que era como un mito para él, pero a esta edad madura se sintió algo perdido y su padre se convirtió para él en una fuente de motivación.


Barrack Obama

¿Alguna vez te habrías imaginado que habría un presidente afroamericano liderando a los Estados Unidos? El 4 de agosto de 1961, Barack Obama fue traído al mundo. Michelle Obama es la esposa de Barack. Barack tiene 2 hijas con Michelle Sasha y Malia. Una de sus citas más famosas es: “El cambio no viene de Washington. El cambio llega a Washington ". Sus días universitarios fueron diversos. Aunque ha cometido algunos errores en su presidencia, Barack Obama ha logrado muchas hazañas notables en su carrera. También es un autor de best-sellers por escribir The Audacity of Hope. Cuando era un adulto joven, sus esfuerzos por estudiar duro valieron la pena y más tarde se convirtió en presidente de los Estados Unidos.

Barrack Obama ha tenido una experiencia universitaria distinta. Barack asistió a dos universidades diferentes antes de graduarse con un magna cum laude en Harvard. En Occidental College, estudió ciencias políticas durante 2 años después, y se transfirió a la Universidad de Columbia para completar sus estudios y obtener su título en ciencias políticas. Cinco años después, Obama volvió a sus estudios y eligió asistir a la Facultad de Derecho de Harvard, donde se convirtió en el primer afroamericano en Harvard Law Review en ser editor. Barack más tarde escribió dos libros después de graduarse de Harvard.

Barack Obama ha escrito dos libros durante su vida. Escribió su primer libro, Dreams From My Father: A Story of Race and Inheritance en 1995. Más tarde, en 2006, Obama escribió The Audacity of Hope, que se convirtió en un éxito de ventas instantáneo después de aparecer en The Oprah Winfrey Show. En conclusión, los dos libros que escribió fueron uno de los pocos logros que logró Barack.

Los logros que ha logrado Barack son abundantes. Barack se graduó de Harvard con un honor magna cum laude. Tras ganar las elecciones presidenciales de 2008, se convirtió en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos. En 2009, Barack ganó el Premio Nobel de la Paz. Después de recibir el Premio Nobel de la Paz, Obama declaró: “Recibo este honor.


Se ha especulado que el racismo llevó a Obama Sr. a dejar Estados Unidos, lo que lo llevó a trabajar como economista principal para el gobierno de Kenia.

En un artículo de Politico que se basa en el archivo de inmigración de Barack Obama Sr. obtenido por The Arizona Independent, hay evidencia de sus encuentros con funcionarios de inmigración estadounidenses que formaban parte del INS. El escritor postula que el racismo pudo haber contribuido a que abandonara el país.

Los funcionarios de inmigración estaban vigilando de cerca a Obama Sr. después de su matrimonio con Dunham, e incluso se comunicaron con Harvard, donde él estaba estudiando entonces, para presionarlo sobre "sus problemas maritales". El artículo de Politico decía que luego, "Harvard regresa al INS e informa que, si bien el estudiante ha aprobado todos sus exámenes, la universidad 'va a intentar preparar algo para aliviarlo'".

Finalmente, los funcionarios escolares le dijeron a Obama que se quedaron sin dinero para cubrir su beca, lo que llevaría al final de su visa de estudiante.

En otra parte del archivo, una mujer que probablemente era la madre de la tercera esposa de su padre Obama, Ruth Nidesand, llamó y se quejó de que su hija aceptaba casarse con él.

Finalmente, recibió su Doctorado en Economía y, según La Fundación Barack H. Obama sitio web, trabajó "con el gobierno de Kenia como economista principal en el Ministerio de Finanzas y Planificación Económica". También tuvo trabajos en Shell y el Banco Central de Kenia, según Jacobs.


LOS SUEÑOS DE MI PADRE Una historia de raza y herencia (DJ está protegido por una cubierta de Mylar transparente y sin ácido).

Obama, Barack

Usado - Tapa dura
Condición: Casi bien

De tapa dura. Condición: Casi bien. Estado de la sobrecubierta: Near Fine. Primera edición, por lo tanto, primera impresión. Primera impresión de la edición de reimpresión de 2004. La mitad de la cubierta marrón sobre las tablas de manilla tiene un ligero rayado a lo largo del borde superior derecho de la cubierta frontal de otro modo impecable. Las tablas y el lomo son rectos. La encuadernación es apretada. Las páginas están limpias e impecables. El libro nunca se ha abierto. La sobrecubierta tiene un leve roce en el estante pero casi impecable. Precio del editor de $ 25.95 en la solapa de DJ. DJ protegido por una funda de mylar nueva, transparente y sin ácido. Agregamos cubiertas de mylar a todos los libros con DJ para preservar a los DJ y agregar brillo para magnificar su belleza. (Si aparece en la foto, se muestra sin la cubierta de mylar para una representación precisa de la sobrecubierta). 9.4 X 6.4 X 1.5 pulgadas 442 páginas.


Barack Obama & # 8211 Dreams from My Father Audiolibro

Barack Obama & # 8211 Dreams from My Father Audio libro gratis https://ipaudio6.com/wp-content/uploads/BOOKAUDIO/Dreams%20from%20My%20Father/01.mp3 https://ipaudio6.com/wp-content /uploads/BOOKAUDIO/Dreams%20from%20My%20Father/02.mp3 https://ipaudio6.com/wp-content/uploads/BOOKAUDIO/Dreams%20from%20My%20Father/03.mp3 https://ipaudio6.com /wp-content/uploads/BOOKAUDIO/Dreams%20from%20My%20Father/04.mp3 https://ipaudio6.com/wp-content/uploads/BOOKAUDIO/Dreams%20from%20My%20Father/05.mp3 https: / /ipaudio6.com/wp-content/uploads/BOOKAUDIO/Dreams%20from%20My%20Father/06.mp3 texto

Está claro exactamente cómo, en la vida de Obama, cómo terminó siendo un hombre tan significativo, elegante, intelectual, autodisciplinado, equilibrado y también compasivo. Me impresiona lo interesante que ha sido su vida y lo que sugiero antes de su presidencia. Soy un gran admirador de Obama y su familia por lo que logró como nuestro 44 ° jefe de estado, pero después de revisar el libro reconozco que se ganó toda su naturaleza emocional. Bien escrito y agradablemente comprensible, es honesto sobre sus éxitos y también sus fracasos. Sin embargo, su humanidad y su increíble fuerza de voluntad lo convierten en una personalidad principal interesante. Específicamente me apeteció leer sobre los miembros de su familia en África y el tiempo que pasó con ellos. No tengo ninguna duda de lo evolutivo que fue para él ser un birracial, mitad africano, mitad estadounidense del medio oeste que vivió su infancia en gran parte con sus abuelos en Oahu y también pasó algunos de sus años de juventud en Indonesia con su madre y también con su padrastro. Esta es una recompensa para comprobar. Es una maravilla que no haya leído este libro antes. Sueños de mi padre audiolibro gratis. Teniendo en cuenta que inicialmente me enteré, sabía que finalmente desviaría mi método y también estoy agradecido de que lo haya hecho. La historia de Barack, así como muchas otras, se encuentra entre la identificación, la afirmación y su amplio sentido de existencia. Con elocuencia y también una opción relativamente poética de las palabras, cabalgamos con él en un tren lleno de baches de interés, pérdida, autoexploración, crecimiento individual, perseverancia y deleite. Revisamos cada hogar y también en cada circunstancia que él le da vida, cubriéndolo en contexto e historia, además de obligar a los visitantes a considerar su impacto en los involucrados.

Como un hombre afroamericano que ha cobrado cierto impulso para ser auténticamente yo, valoro cuánto de él es también una combinación de los más cercanos a él. Gracias Barack por tomar asiento y también por hacer el esfuerzo de compartir su viaje conmigo, fue una aventura que valió la pena explorar esta fase de su vida. No obstante, como debería ser, sigo deseando más. La variación ideal de esto es la variación de audio que Obama revisa él mismo, incluso con varios acentos. Este es un libro conmovedor que define su infancia multicultural y birracial y, por lo tanto, explica su deseo constante de ayudar a las personas a entenderse entre sí, su deseo de salvar las divisiones. Tenía un libro duplicado, pero adquirí tanto la versión de tapa dura del libro, por placer en los próximos años, como el sonido, que es fascinante.
Quería leer esto a lo largo de su presidencia, pero nunca sucedió. Fue una lectura excelente. Realmente me ayudó a comprender la vida en el centro de la ciudad, así como las luchas del vecindario negro. Aprecio su sinceridad y también lo duro que luchó para hacer la vida de las personas mucho más fácil. Tiene sentido por qué fue un presidente tan estupendo. Me trasladó especialmente con la forma en que hablaba de las dificultades de ser tanto blanco como negro. Una narrativa tan maravillosa. Fantastic.Normalcy & # 8230 algo que parecía preservar teniendo en cuenta ese nacimiento. ¡Sí, nació en Hawái, EE. UU.! Me pregunto si hubiera tenido todas las oportunidades y los caminos por los que viajó, no supongo que ciertamente hubiera tenido la normalidad todavía, él lo hizo. ¡Así que obtuve mucho de esta notable publicación! Altos y bajos, sin embargo, de eso se tratan muchas vidas.

Su padre fue muy importante para su área en Kenia debido a que se fue y también consiguió una universidad, además de tener hijos. A pesar de que no era un padre & # 8220I & # 8217m aquí para cenar todas las noches & # 8221, el presidente Obama no lo disculpa por esto. Compuso este libro con la verdad y también con su propio deseo de vivir. Lo felicito por crear sus sensaciones personales, además de la vida que llevó. ¡Definitivamente una publicación de 5 estrellas!
¿Jefe de estado Obama? ¡Dónde estás! ¡Te requerimos! Dreams From My Daddy me atrapó totalmente desprevenido. Como muchos otros, llegué a familiarizarme con Barack Obama (bueno, no directamente) durante su carrera por el Senado. A lo largo de su histórico proyecto de gobierno, así como durante 8 años como presidente, me pareció que tenía un buen punto de vista del hombre mismo. No obstante, esta publicación revela un lado completamente diferente de Obama. Escrito después de que terminó en Harvard (y completamente relacionado con sus días previos a Harvard), toma una mirada dura y veraz sobre la identidad en Estados Unidos. No esperaba varios de los temperamentos crudos y también irritación, ni tampoco me preparé para la susceptibilidad y sinceridad que saltaron de la página. Barack Obama & # 8211 Dreams de My Father Audio libro en línea. Independientemente de sus antecedentes, política o herencia, esta es una lectura excepcional.


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos