Vida

Magia en 'La tempestad'

Magia en 'La tempestad'

Shakespeare se basa en gran medida en la magia de "La tempestad", de hecho, a menudo se describe como la obra más mágica del escritor. Más allá de los puntos de trama y los temas, incluso el lenguaje en esta obra es particularmente mágico.

Como tema principal, la magia en "The Tempest" toma muchas formas diferentes y se utiliza para lograr varios objetivos a lo largo del juego.

Magia de Prospero

Está claro desde el principio que Próspero es el poderoso personaje de "La tempestad", y eso se debe a su magia. La obra comienza con una demostración teatral de sus habilidades, y cuando nos presentan a otros personajes de la isla, aprendemos que Prospero ha usado su magia como una forma de establecerse como una especie de gobernante. A lo largo de la obra, son sus hechizos y esquemas los que impulsan la trama general.

Sin embargo, la magia de Prospero en "La tempestad" no es tan simple como una indicación de poder. Fue exactamente la ansiosa búsqueda de conocimiento mágico de Próspero lo que le dio a su hermano la oportunidad de usurparlo, quitándole su poder al tomar su título. Y cuando Prospero regresa a Milán al final de la obra, renuncia a la magia que ha dado y quitado su poder.

Por lo tanto, la magia es lo que complica el personaje de Próspero. Si bien le da algo de control, ese poder es falso y engañoso en la forma en que lo deja más débil en los lugares más importantes.

Ruidos místicos y música mágica

Shakespeare a menudo usa ruidos y música para crear un tono mágico para escenas tanto para personajes como para lectores. La obra comienza con el ruido ensordecedor de los truenos y relámpagos, creando anticipación para lo que está por venir y mostrando los poderes de Prospero. Mientras tanto, la nave en división inspira un "ruido confuso dentro". La isla misma, observa Caliban, "está llena de ruidos", y la combinación de música misteriosa y sonidos allí la pinta como un lugar místico.

La música es también la demostración más frecuente de magia en "The Tempest", con Ariel constantemente usándola como una herramienta para manipular al grupo de señores. Al seducirlos prácticamente con sonido, es capaz de separarlos y llevarlos a diferentes lugares de la isla, ayudando a Prospero a alcanzar sus objetivos.

La tempestad

Sabemos que la tempestad mágica que inicia la obra representa el poder de Prospero. Sin embargo, también da una idea de su personaje. A través de la tormenta, vemos venganza y violencia en Próspero. Él ve una oportunidad para escapar de la isla y vengarse de su hermano, y la aprovecha, incluso si eso significa conjurar una tormenta peligrosa.

En una lectura empática de Próspero, la tempestad también puede ser un símbolo de su dolor interno, provocado por su hermano Antonio. Los sentimientos de traición y abandono que conforman la propia agitación emocional de Próspero se reflejan en los tumultuosos truenos y relámpagos que finalmente derriban el barco. De esta manera, la magia de Próspero se usa como un medio para representar su humanidad.