Interesante

¿Qué es el complejo de Edipo?

¿Qué es el complejo de Edipo?

Sigmund Freud acuñó el término Complejo de Edipo para describir la rivalidad que un niño desarrolla con su progenitor del mismo sexo por las atenciones sexuales de su progenitor del sexo opuesto. Es una de las ideas más conocidas pero controvertidas de Freud. Freud detalló el Complejo de Edipo como parte de su teoría del desarrollo psicosexual.

Conclusiones clave: complejo de Edipo

  • Según la teoría del desarrollo de la etapa psicosexual de Freud, el niño atraviesa cinco etapas que conducen al desarrollo de su personalidad: oral, anal, fálica, latente y genital.
  • El Complejo de Edipo describe la rivalidad que un niño desarrolla con su padre del mismo sexo por las atenciones sexuales de su padre del sexo opuesto, y es el conflicto principal de la etapa fálica de la teoría de Freud, que tiene lugar entre los 3 y los 5 años.
  • Si bien Freud propuso que había un Complejo de Edipo tanto para niñas como para niños, sus ideas sobre el complejo en los niños estaban mucho mejor desarrolladas, mientras que sus ideas sobre las niñas han sido fuente de muchas críticas.

Orígenes

El complejo de Edipo se describió por primera vez en Freud La interpretación de los sueños. en 1899, pero no etiquetó el concepto hasta 1910. El complejo lleva el nombre del personaje principal en Sophocles ' Edipo Rey. En esta tragedia griega, Edipo es abandonado por sus padres cuando era un bebé. Luego, como adulto, Edipo, sin saberlo, mata a su padre y se casa con su madre. Freud sintió que la falta de conciencia de Edipo de su situación era muy parecida a la de un niño porque el deseo sexual de un niño por su padre del sexo opuesto y la agresión y envidia hacia su padre del mismo sexo es inconsciente.

Freud tuvo más éxito en desarrollar sus ideas sobre el complejo en niños que en niñas.

Desarrollo del complejo de Edipo

El Complejo de Edipo se desarrolla durante la etapa fálica en las etapas psicosexuales de Freud, que tiene lugar entre las edades de 3 y 5. En ese momento, un niño comienza a desear inconscientemente a su madre. Sin embargo, pronto se entera de que no puede actuar según sus deseos. Al mismo tiempo, se da cuenta de que su padre recibe el afecto de su madre que él codicia, causando celos y rivalidad.

Aunque el niño fantasea con desafiar a su padre, sabe que no podría hacerlo en la vida real. Además, el niño está confundido por sus sentimientos contradictorios hacia su padre, aunque tiene envidia de su padre, también lo ama y lo necesita. Además, el niño desarrolla ansiedad por castración, una preocupación de que el padre lo castrará como castigo por sus sentimientos.

Resolución del complejo de Edipo

El niño usa una serie de mecanismos de defensa para resolver el Complejo de Edipo. Utiliza la represión para relegar sus sentimientos incestuosos hacia su madre al inconsciente. También reprime sus sentimientos de rivalidad hacia su padre al identificarse con él. Al sostener a su padre como modelo a seguir, el niño ya no tiene que luchar contra él. En cambio, él aprende de él y se vuelve más como él.

Es en este punto que el niño desarrolla un superyó, la conciencia de la personalidad. El superego adopta los valores de los padres del niño y otras figuras de autoridad, lo que le da al niño un mecanismo interno para protegerse contra impulsos y acciones inapropiados.

En cada etapa de la teoría del desarrollo de Freud, los niños deben resolver un conflicto central para pasar a la siguiente etapa. Si el niño no lo hace, no desarrollará una personalidad adulta saludable. Por lo tanto, el niño debe resolver el Complejo de Edipo durante la etapa fálica. Si esto no sucede, en la edad adulta el niño experimentará dificultades en las áreas de competencia y amor.

En el caso de la competencia, el adulto puede aplicar su experiencia de rivalidad con su padre a otros hombres, haciendo que se sienta aprensivo y culpable por competir con ellos. En el caso del amor, el hombre puede obsesionarse con la madre, buscando inadvertidamente a otras personas importantes que se parezcan a su madre.

El complejo Electra

Freud también especificó un Complejo de Edipo para niñas pequeñas, llamado Complejo Electra, una referencia a otra figura mitológica griega. El Complejo Electra comienza cuando la niña se da cuenta de que le falta un pene. Ella culpa a su madre, desarrollando resentimiento hacia ella, así como la envidia del pene. Al mismo tiempo, la niña comienza a ver a su padre como un objeto de amor. Cuando se entera de que no puede actuar por su afecto por su padre, pero su madre sí puede, se pone celosa de su madre.

Finalmente, la niña abandona sus sentimientos incestuosos y rivalistas, se identifica con la madre y desarrolla un superyó. Sin embargo, a diferencia de las conclusiones de Freud sobre la resolución del Complejo de Edipo en niños pequeños, no estaba seguro de por qué el complejo se resolvió en niñas pequeñas. Freud razonó que tal vez la niña esté motivada por la preocupación por la pérdida del amor de sus padres. Freud también creía que la niña desarrolla un superego más débil porque la resolución del complejo de la niña no está impulsada por algo tan concreto como la ansiedad de castración.

Si la niña no logra resolver el Complejo Electra en la etapa fálica, puede desarrollar dificultades similares a las de un adulto que no logra resolver el Complejo de Edipo, lo que incluye volverse obsesiva con el padre cuando se trata de otras personas importantes. Freud también notó que la decepción que sintió la niña cuando se enteró de que no tenía pene podría resultar en un complejo de masculinidad como adulta. Esto podría hacer que una mujer evite la intimidad con los hombres porque tal intimidad le recordaría lo que le falta. En cambio, puede tratar de rivalizar y superar a los hombres volviéndose excesivamente agresiva.

Críticas y controversias

Si bien el concepto del Complejo de Edipo perdura, muchas críticas se han dirigido a lo largo de los años. Las ideas de Freud sobre el Complejo de Edipo en las niñas, en particular, fueron muy controvertidas desde el momento en que las presentó por primera vez. Muchos sintieron que era incorrecto aplicar una comprensión masculina de la sexualidad a las niñas, argumentando que la sexualidad de las niñas puede madurar de maneras diferentes a las de los niños.

Otros argumentaron que los prejuicios de Freud hacia las mujeres tenían una base cultural. Por ejemplo, la escritora psicoanalítica Clara Thompson refutó la idea de Freud de que la envidia del pene tiene una base biológica. En cambio, señaló que las niñas envidian a los niños porque a menudo carecen de los mismos privilegios y oportunidades. Por lo tanto, la envidia del pene no se debe a un deseo literal, sino simbólico por la igualdad de derechos.

Algunos también objetaron las ideas de Freud sobre la moralidad inferior de las mujeres, argumentando que reflejan sus propios prejuicios. Y, de hecho, la investigación ha demostrado que los niños y las niñas pueden desarrollar sentidos de moralidad igualmente fuertes.

Además, mientras Freud argumentó que el conflicto de Edipo es universal, antropólogos como Malinowski respondieron que la familia nuclear no es el estándar en todas las culturas. El estudio de Malinowski sobre los isleños de Trobriand descubrió que las relaciones entre padre e hijo eran buenas. En cambio, fue el tío del hijo el que le sirvió de disciplinario. En este caso, entonces, el Complejo de Edipo no se desarrollaría como lo describió Freud.

Finalmente, las ideas de Freud sobre el Complejo de Edipo se desarrollaron a partir de un único estudio de caso, el del Pequeño Hans. Confiar en un solo caso para sacar conclusiones plantea preguntas sobre bases científicas. En particular, la objetividad de Freud y la fiabilidad de sus datos han sido cuestionados.

Fuentes

  • Cherry, Kendra. "¿Qué es un complejo de Edipo?" Verywell Mind, 20 de septiembre de 2018, //www.verywellmind.com/what-is-an-oedipal-complex-2795403
  • Crain, William. Teorías del desarrollo: conceptos y aplicaciones. 5ª ed., Pearson Prentice Hall. 2005
  • McLeod, Saul. "Complejo de Edipo". Simplemente psicología, 3 de septiembre de 2018, //www.simplypsychology.org/oedipal-complex.html
  • McAdams, Dan. La persona: una introducción a la ciencia de la psicología de la personalidad. 5ta ed., Wiley, 2008.