Informacion

William Sturgeon y la invención del electroimán

William Sturgeon y la invención del electroimán

Un electroimán es un dispositivo en el que un campo magnético es producido por una corriente eléctrica.

El ingeniero eléctrico británico William Sturgeon, un ex soldado que comenzó a incursionar en las ciencias a la edad de 37 años, inventó el electroimán en 1825. El dispositivo de Sturgeon se produjo apenas cinco años después de que un científico danés descubriera que la electricidad emitía ondas magnéticas. Sturgeon aprovechó esta idea y demostró de manera concluyente que cuanto más fuerte es la corriente eléctrica, más fuerte es la fuerza magnética.

Invención del primer electroimán

El primer electroimán que construyó fue una pieza de hierro en forma de herradura que estaba envuelta con una bobina suelta de varias vueltas. Cuando se pasó una corriente a través de la bobina, el electroimán se magnetizó, y cuando se detuvo la corriente, la bobina se desmagnetizó. Sturgeon mostró su poder levantando nueve libras con una pieza de hierro de siete onzas envuelta con cables a través de los cuales se envió la corriente de una batería de celda única.

Sturgeon podría regular su electroimán, es decir, el campo magnético podría ajustarse ajustando la corriente eléctrica. Este fue el comienzo del uso de energía eléctrica para fabricar máquinas útiles y controlables y sentó las bases para las comunicaciones electrónicas a gran escala.

Mejoras en la invención de Sturgeon

Cinco años más tarde, un inventor estadounidense llamado Joseph Henry (1797 a 1878) hizo una versión mucho más poderosa del electroimán. Henry demostró el potencial del dispositivo de Sturgeon para la comunicación a larga distancia enviando una corriente electrónica sobre una milla de cable para activar un electroimán que hizo sonar una campana. Así nació el telégrafo eléctrico.

La vida posterior del esturión

Después de su avance, William Sturgeon enseñó, dio conferencias, escribió y continuó experimentando. Para 1832, había construido un motor eléctrico e inventó el conmutador, una parte integral de la mayoría de los motores eléctricos modernos, que permite invertir la corriente para ayudar a crear torque. En 1836 fundó la revista "Annals of Electricity", inició la Sociedad Eléctrica de Londres e inventó un galvanómetro de bobina suspendido para detectar corrientes eléctricas.

Se mudó a Manchester en 1840 para trabajar en la Victoria Gallery of Practical Science. Ese proyecto fracasó cuatro años más tarde y, a partir de entonces, se ganó la vida dando conferencias y dando demostraciones. Para un hombre que dio tanta ciencia, aparentemente ganó poco a cambio. Con mala salud y con poco dinero, pasó sus últimos días en circunstancias terribles. Murió el 4 de diciembre de 1850 en Manchester.