Vida

Cómo configurar su aula para el primer día de clases

Cómo configurar su aula para el primer día de clases

Con el inicio de cada año escolar, los maestros tienen una nueva oportunidad de organizar sus aulas para un nuevo grupo de estudiantes. Cada elección que haga envía un mensaje a sus alumnos, sus padres y cualquier persona que visite su aula. A través de muebles, libros, estaciones de aprendizaje e incluso la colocación del escritorio, comunicas los valores y las prioridades de tu clase. Siga estos pasos para maximizar deliberadamente la organización y la eficiencia de la configuración de su aula.

Que necesitas

  • Muebles de aula (escritorios, sillas, estanterías, etc.)
  • Libros de texto y libros de lectura para la biblioteca de la clase.
  • Cartel para compartir las reglas de clase y otra información clave
  • Un póster de alfabeto / letra para facilitar la referencia del alumno
  • Materiales para decorar tableros de anuncios (papel de carnicero, letras troqueladas, etc.)
  • Útiles escolares (papel, lápices, marcadores de borrado en seco, borradores, tijeras y más)
  • Opcional: computadoras, mascotas de clase, plantas, juegos

1. Decidir cómo colocar los escritorios de los estudiantes

Si va a enfatizar el aprendizaje cooperativo a diario, es probable que desee mover los escritorios de los estudiantes a grupos para facilitar la discusión y la colaboración. Si desea minimizar las distracciones y las conversaciones, considere separar cada escritorio del que está al lado, dejando un poco de espacio en el búfer para desalentar el mal comportamiento. También puede colocar los escritorios en filas o semicírculos. Elija lo que elija, trabaje con la sala y los materiales que tenga, dejando mucho espacio en el pasillo para que usted y los estudiantes se muevan con facilidad.

2. Coloque estratégicamente el escritorio del maestro

Algunos maestros usan sus escritorios como una estación de comando central, mientras que otros lo usan principalmente como un depósito de pila de papel y rara vez se sientan a trabajar allí. Dependiendo de cómo funciona su escritorio como parte de su estilo de enseñanza, elija un lugar donde su escritorio satisfaga sus necesidades. Si es muy desordenado, considere colocarlo en un lugar menos visible.

3. Determine qué pertenece al frente

Dado que los estudiantes pasan la mayor parte de sus días frente al aula, sea muy deliberado acerca de lo que coloca en las paredes del frente. Quizás desee enfatizar la disciplina colocando las reglas de la clase en un tablero de anuncios prominente. O tal vez hay una actividad diaria de aprendizaje que requiere un espacio fácil de ver que todos los estudiantes pueden ver. Haga que este espacio de horario estelar sea atractivo, pero no distraiga. Después de todo, todos los ojos deben estar puestos en ti, no necesariamente una explosión colorida de palabras e imágenes que distraen de la instrucción central a la mano.

4. Organiza tu biblioteca de clase

Al igual que una biblioteca pública, su colección de libros en el aula debe organizarse de manera lógica que sea fácil de mantener para los estudiantes durante todo el año escolar. Esto podría significar ordenar los libros por género, nivel de lectura, orden alfabético u otros criterios. Los contenedores de plástico etiquetados funcionan bien para esto. También considere proporcionar un espacio de lectura un poco cómodo para que los estudiantes descansen con sus libros durante el tiempo de lectura silenciosa. Esto podría significar algunas sillas de puff acogedoras o una "alfombra de lectura" dedicada.

5. Establezca un espacio aparte para su plan de disciplina

Es aconsejable publicar las reglas de su clase en un lugar destacado para que todos puedan ver cada día del año escolar. De esa manera, no hay oportunidad para discusiones, falta de comunicación o ambigüedad. Si tiene un libro de registro o un rotafolio para infractores de reglas, configure una estación para esta actividad. Idealmente, debería estar en un lugar apartado donde los ojos curiosos de los estudiantes no puedan mirar fácilmente cuando un estudiante que rompe las reglas inicia sesión, voltea la tarjeta o de lo contrario hace su penitencia.

6. Plan para las necesidades de los estudiantes

Asegúrese de que los útiles escolares básicos estén ubicados estratégicamente para facilitar el acceso de los estudiantes. Esto puede incluir varios tipos de papel de escribir, lápices afilados, marcadores, borradores, calculadoras, reglas, tijeras y pegamento. Organice estos materiales en una parte del aula claramente delineada.

7. Defina el papel que juega la tecnología en su aula

La ubicación de su centro informático comunica el papel que juega la tecnología en su enseñanza. Si busca un enfoque más tradicional para la instrucción con tecnología como un cumplido ocasional, es probable que las computadoras pertenezcan al fondo de la sala o en un rincón acogedor. Si integra la tecnología en la mayoría de las lecciones, es posible que desee mezclar las computadoras en toda la sala para que sean fácilmente accesibles. Esta es una elección personal basada en sus creencias sobre la enseñanza en el siglo XXI en combinación con la disponibilidad de tecnología en su campus.

8. Exprésate a través de tableros de anuncios

Casi todas las aulas de la escuela primaria tienen tableros de anuncios en las paredes, que requieren temas, exhibiciones y rotación regular. Considere designar uno o dos tableros de anuncios como estacionales, y por lo tanto, concéntrese en mantener esos tableros oportunos y relevantes para las vacaciones actuales, las unidades de instrucción o las actividades de clase. Facilítese manteniendo la mayoría de los tableros de anuncios "perennes" y constantes durante todo el año escolar.

9. Espolvorea algunas cosas divertidas

La escuela primaria se trata principalmente de aprendizaje, seguro. Pero también es un momento para divertidos toques personales que sus alumnos recordarán toda la vida. Piense en tener una mascota de clase y hacer espacio para jaulas, comida y otros materiales necesarios. Si una mascota no es su estilo, coloque algunas plantas de interior alrededor de la habitación para agregar vida y un toque de naturaleza. Haga un centro de juegos para actividades educativas que los estudiantes puedan usar cuando terminen su trabajo. Pop un par de fotos personales desde su casa en su escritorio para expresar sus intereses y personalidad. Un poco de diversión hace mucho.

10. Minimiza el desorden y maximiza la funcionalidad

Antes de que sus nuevos alumnos (y sus padres) entren al aula el primer día de clases, mire alrededor de su aula con ojos nuevos. ¿Hay algunas pilas pequeñas que se puedan poner en un armario para ordenar? ¿Cada parte de la sala tiene un propósito claro y funcional? ¿Qué mensajes envía con la apariencia general de su clase a primera vista? Haga ajustes según sea necesario.

Mira las aulas de tus colegas

Visite las aulas de otros maestros en su campus para obtener ideas e inspiración. Hábleles acerca de por qué tomaron ciertas decisiones organizacionales. Aprenda de sus errores y no sea tímido al copiar cualquier idea brillante que funcione con su estilo y recursos de enseñanza. Del mismo modo, no se sienta presionado a adoptar ningún aspecto que no se ajuste bien a su personalidad o enfoque. Como gesto de gratitud, comparta algunos de sus mejores consejos con sus colegas. Todos aprendemos unos de otros en esta profesión.

Consigue el equilibrio correcto

Un aula de la escuela primaria debe ser atractiva, colorida y expresiva. Sin embargo, no vaya por la borda y termine más hacia el extremo sobreestimulante del espectro. Su salón de clases debe proyectar una sensación de calma, organización y energía positiva, así como una seriedad sobre el aprendizaje. Si observa alrededor de su habitación y se siente abrumado por demasiado color o demasiados puntos focales, sus estudiantes también se sentirán dispersos. Encuentra un equilibrio entre caótico y rígido. Apunte alegre, pero centrado. Sus estudiantes sentirán la diferencia cada día que entren a la sala.

No tengas miedo de hacer cambios en cualquier momento.

Una vez que su año escolar comienza, es posible que ciertos aspectos de la configuración de su aula no funcionen de la manera que inicialmente imaginó. ¡Sin preocupaciones! Simplemente elimine cualquier parte que ahora parezca obsoleta. Agregue las nuevas funcionalidades que ahora sabe que necesita. Presente brevemente los cambios a sus alumnos, si es necesario. De vez en cuando, reevalúe con una actitud práctica y flexible, y su salón de clases será un lugar vibrante y organizado para aprender durante todo el año.